Martino busca el rumbo de argentina

En las eliminatorias sudamericanas la realidad del seleccionado argentino es un aviso alarmante que no puede pasar inadvertido para los responsables.

¿Cómo están? Es un placer saludarlos… La semana anterior hablé, antes del arranque de la eliminatoria sudamericana para Rusia 2018, que no eran una secuencia de partidos más para Gerardo Martino. Es que tenía que verse en la obligación de enfrentar los choques ante Ecuador y Paraguay sin el jugador más importante de todos, sin Lionel Messi. Frente a los del centro del mundo, lo visto por Argentina fue espantoso. Y dudo, ciertamente, que con Messi en la cancha la historia hubiese cambiado. Cuidado, que no estoy diciendo que Leo no debe estar, todo lo contrario… hay que ser demasiado ingenuo para pensar lo opuesto. Igual si con Messi en la cancha cambiaba o no, es entrar en hipótesis que de nada sirven. Con lo mal que jugó la Argentina ni con Messi hacía diferencia. Lo bueno de aquel día fue que Martino, un tipo al que no conozco en persona pero que parece sincero siempre, expresó lo mismo que todos vimos. Entonces uno suponía que vería otra cosa en la visita a Asunción. Se esperaba más. Luego de 90 minutos… nada. La sinceridad del entrenador, de la que hablé, lo llevó a manifestar que destacó la actitud por sobre el juego. Y si esas dos características transitan por veredas opuestas y nunca ingresan en una diagonal para encontrarse, entonces ahí hay un dilema muy difícil de resolver. Argentina jugó mal, viene jugando mal y no parece tener, al corto plazo, una solución. Dos jugadas claras son nada en un partido y las variantes no parecen tener cabida. ¿Por qué imaginar en que el equipo tiene que funcionar con un sistema de juego que él y solo él cree que es el correcto? Varias veces expresó que si los jugadores hacen lo que les pide, el fútbol va a aparecer. ¿Y si pasan las jornadas manteniendo su filosofía y los hombres encargados de desarrollarla siguen quedando en deuda? Por no hacer funcionar a una selección, un entrenador no pasa de ser bueno a malo. Respeto que Martino tenga una idea y la defienda pero también debería considerar que, aún sin renunciar a sus creencias, puede trabajar en otro sistema táctico. La tozudez, por lo general, no paga dividendos y la Argentina no es el monstruo de dos cabezas al que todo el mundo le teme, como creen muchos de mis propios compatriotas. Dos partidos, un punto, cero goles… Muchísimas dudas, nada de certezas… demasiados interrogantes que ni las gambetas de Messi pueden sortear… Recuerden que pueden dejar sus comentarios y opiniones en este canal de youtube perteneciente a Goltv… va a ser un placer leer sus comentarios. Nos vemos la próxima semana.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799