C Cultura

La astrología en el fútbol

El DT que se regía por el horóscopo.

Convengamos que Carlucho Sampietraro no tenía el apoyo incondicional de todos los hinchas del Sportivo Corazones Unidos cuando los nuevos dueños del club lo citaron para ofrecerle la dirección técnica del primer equipo.  Como todos los nuevos propietarios esta comisión directiva llegaba al poder con ilusiones y billetes.  El resto, que compartía las ilusiones pero no el billete, se limitó a aceptar diciendo "aquí lo importante es el clú'... así que hay que alentar, poner energía positiva y apoyar a Carlucho..."


Por supuesto Carlucho aceptó el contrato y dejó declaraciones a la prensa 'muy originales, por cierto' que aseguraban que "no garantizaba resultados, que garantizaba trabajo".  Muy bien Carlucho.


Tras el primer entrenamiento se reunió con el presidente del club y sus ad lateres para entregarle la lista de los jugadores que había que comprar.


En realidad el contenido de esa lista que incluía a doce jugadores, uno por puesto y se llegaba a doce porque había dos porteros, no significaba un gasto que los nuevos dueños no pudieran afrontar.


Al otro día se iban a poner en campaña.  Fue la promesa que le hicieron al técnico los miembros de la comisión presentes en esa reunión.  Y cumplieron con exceso: a dos de los que figuraban en esa lista los llamaron esa misma noche.  Lo que es más, al otro dia estaban entrenando con el plantel de Carlucho que ya empezaba a renovarse.


Al poco tiempo ya estaban en el club todos los jugadores pedidos por el entrenador.  Y todavía faltaban casi dos meses para que se iniciara el campeonato.


Cuando Carlucho los tuvo a todos –digo a todos los jugadores del plantel- en una charla técnica les dijo a los jugadores: "y queda terminante prohibido que ustedes traigan, en el dia de su cumpleaños, sándwichs de miga y gaseosas para festejar; ¿entendieron?  Terminantemente prohibido".  Era una orden.


Pero en todos los planteles siempre hay, inevitable, un olvidadizo o distraído.  La cosa es que El zurdo Echenique, un tres que prácticamente ya se había retirado del fútbol después de su última suspensión (le habían dado 15 fechas por reiteradas expulsiones por juego brusco de las cuales habían sido víctimas no sólo los rivales sino, en más de una oportunidad sus propios compañeros de equipo), decía que el zurdo Echenique, por olvido, distracción o simplemente rebeldía, el 8 de febrero llegó al entrenamiento con los consabidos sandwichitos de miga y algunas gaseosas y también, aunque disimuladas en la parte de abajo de la neverita que le había prestado su cuñada, unas cervezas.


Cuando Carlucho advirtió la desobediencia fue demasiado tarde.  El Negro Bustos (los graciosos que nunca faltan en un plantel le decían el negro Tetas) que había sido designado capitán del equipo habló en nombre de todos sus compañeros y le dijo a Carlucho que no iba a volver a pasar pero ahora, ya que estaban...metieran mano... y diente.


-"Yo prometo, dijo el Colorado Anunciatta, un wing izquierdo a la antigua, casi enano pero buen tirador de centros- yo prometo que mañana que es mi cumple no traigo nada..."

-"Que casualidad" gritó el portero suplente mientras se acomodaba los anteojos, "yo también cumplo mañana".
-Y yo cumplí ayer", dijo otro.  Y de buenas a primeras todo el vestuario fue haciendo saber el día de su cumpleaños y lo curioso del caso es que todos los jugadores, todos, sin excepción, cumplian en esos días, para ser más precisos: todos eran de Acuario...

 

En realidad la táctica de Carlucho dependía de lo que le había dicho una brujita amiga: "este será el año de acuario.  Todos los nacidos bajo este signo en este año alcanzarán los máximos éxitos".  Era tal la confianza que Carlucho tenía en su horoscopera que en principio convenció al plantel de que ese era el año para tutear a la gloria.

 

En el primer partido por el campeonato Corazones Unidos perdió 5 a 0, pese a que pudo mantener el cero en su arco durante los primeros siete minutos.  En la segunda fecha, de local, la caida fue mas digna, 3 a 0 que pudo haber sido 3 a 1 si el Negro Tetas hubiera convertido el penal que sancionara un árbitro nacido bajo el signo de acuario y que a pesar de su esfuerzo no logró ayudar mucho al equipo.  Tercera fecha, Carlucho le dijo a la prensa que "esto recien empieza y después de la quinta fecha van a ver al verdadero Corazones Unidos..."  A la sexta fecha se llegó con un record lamentable: cinco jugados, cinco perdidos, 1 gol a favor, 21 en contra.  Pero llego la sexta fecha, la tan esperada sexta fecha, tal lo prometido por Carlucho, quien antes de ir para el estadio el día del partido pasó por la casa de la horoscopera quien le aseguro que ese era el día... claro que no le dijo para que era el día...

 

El resultado del partido es anecdótico... a Carlucho le falló el horoscopo.

 

.

 

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799