Play with Best Blackjack

El fútbol sudamericano pierde terreno ante el poderío de la élite europea

En la última década, el fútbol sudamericano parece haber perdido terreno con respecto al europeo, cuyo poderío económico le ha permitido ganar ocho de los últimos nueves Mundiales de Clubes.

Desde que en 1960 se enfrentaron por primera vez el campeón europeo y sudamericano en la Copa Intercontiental, hasta 2004, última edición con ese formato, el título fue para los representantes de la Conmebol en 22 ocasiones, por las 21 para los clubes de la UEFA.

Desde que el torneo pasó a ser Mundial de Clubes (incluida una edición experimental en 2000), Europa domina a Sudamérica por 12-4 y el Real Madrid se presenta en Japón, del 8 al 18 de diciembre, como gran favorito para mantener la tiranía del Viejo Continente.

"Yo no diría que el fútbol europeo está por encima del sudamericano, sino que hay una élite de equipos europeos, de no más de cuatro o cinco clubes, que tiene una supremacía, también en Europa", asegura a la AFP Gerardo Molina, fundador de Euroméricas, empresa de márketing deportivo.

En los últimos años, estos equipos "se han potenciado muchísimo desde el punto de vista del márketing, con plantillas muy caras y con los mejores jugadores del mundo", añade el experto.

Según la web especializada Transfermarkt, el valor de la plantilla del Real Madrid es de 775 millones de euros (825 millones de dólares), a años luz del valor de sus dos principales rivales en Japón, el Atlético Nacional de Medellín (23 millones de euros) y el América de México (41).

"Han tenido una buena dirección deportiva y económica que les ha dado una gran diferencia con respecto al resto", enfatiza Molina.

En los listados anuales de clubes con mayores presupuestos, no aparece ningún americano entre los 30 primeros, como tampoco en la de entidades con mayores ingresos por patrocinio o derechos televisivos.

- Ronaldo gana más que los 20 mejor pagados de América -

Según la revista Forbes, los 20 futbolistas con más ingresos en América (que suman un total de 82 millones de dólares) apenas ganan algo más de lo que ingresa al año Cristiano Ronaldo.

El brasileño Kaká la lidera con 7,2 millones de dólares anuales en la MSL estadounidense, que tiene a los nueve jugadores mejor pagados del continente, mientras que el décimo, el francés André Pierre Gignac, gana en México 4,2 millones de dólares.

En junio, Forbes anunció que Ronaldo era el deportista mejor pagado del planeta, con unos ingresos de 88 millones de dólares (contando sus contratos publicitarios)... y eso que aún no había renovado su contrato con el Real Madrid.

Para César Luis Menotti, el técnico que hizo campeona del mundo a Argentina en 1978 y que entrenó tanto en Sudamérica como en Europa, el origen del problema está en los dirigentes.

"El fútbol sudamericano, en especial el argentino, ha vivido en una estafa permanentemente en la organización (...) Se vive de la improvisación, ha habido casos de corrupción muy severos y eso ante ofrecimientos de instituciones de prestigio europeos es fácil llevarse a Messi o Neymar", señala.

- Emigran cada vez más jóvenes -

El problema es también que el fútbol europeo no solo atrae a las grandes figuras de Sudamérica, a futbolistas consagrados, sino a jóvenes que ni siquiera han debutado en su campeonato nacional, como la ahora estrella de la Juventus Paulo Dybala.

"En una época nos aburríamos de enviar a jugadores a Europa que ya habían dado todo aquí, eran jugadores cinco estrellas, ahora no llegan ni a dos", lamenta Menotti.

"Cuando aparecen buenos jugadores, los clubes los venden y cada temporada hay que rearmar los equipos", añade.

Molina argumenta estas críticas con cifras: "hasta 2006, Brasil era el primer exportador de futbolistas, con 1.500 anuales, pero después tomó el relevo Argentina, que el año pasado exportó a 3.300 jugadores y la media de edad ha bajado a los 15/16 años".

"Con estas cifras, la media de rotación de plantillas apenas alcanza un año. Clubes como Real Madrid, Barcelona o Bayern Múnich conservan durante varios años a sus plantillas, lo que les lleva a un nivel de juego asociativo, a una identidad como equipos", insiste.

Tal como está el negocio del fútbol, esta tendencia no tiene visos de cambiar, según Ramon Tribulietx, el español que entrena al modesto Auckland City, el equipo neozelandés que volverá a participar en el Mundial de Clubes, "aunque es verdad que en Asia se está invirtiendo mucho dinero, sobre todo en China y quizás en algún momento pueda surgir allá un competidor fuerte".

De momento, los románticos pueden apelar a aquello de que "en el campo, son 11 contra 11 y todo puede pasar". Es lo que hace al fútbol un deporte universal.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799
Mail: [email protected]