Keylor Navas, de la cancha enlodada del Pedregoso al Real Madrid

De niño, el portero Keylor Navas hizo una prueba con las divisiones infantiles del Pérez Zeledón, el equipo de primera división de su comunidad en el sur de Costa Rica, pero no lo aceptaron.

De ello se enteró Juan de Dios Madriz, entonces un pequeño empresario de autobuses que estaba comenzando a formar una escuela de fútbol en el pintoresco poblado de Pedregoso, en la periferia del cantón de Pérez Zeledón.

"Mi hermano me habló de un chiquillo que era buen portero y yo necesitaba uno. Fui a la casa de Keylor, hablé con la mamá y nos pusimos de acuerdo para que él se integrara a la escuela", contó Madriz a la AFP en su café en San Isidro, cerca del estadio de Pérez Zeledón.

Fue así como, a los ocho años de edad, Navas comenzó una carrera que tomaría vuelo como nadie se lo pudo imaginar en aquel momento.

El futbolista nacido el 15 de febrero de 1986 en San Isidro, titular del Real Madrid, es la principal carta de Costa Rica para el Mundial Rusia-2018.

A sus 14 años, Navas dejaría su pueblo natal con rumbo a la capital para incorporarse a las divisiones menores del Saprissa, donde debutó en 2005 con el primer equipo.

Duró poco con el popular equipo costarricense, porque en 2010 se fue al Albacete de la segunda división de España, y un año después se iría al Levante de la primera división.

Reconocido como el mejor portero de España por su última campaña con Levante, fue a dar al Real Madrid después de brillar como la principal figura de Costa Rica en el Mundial Brasil-2014.

Con los 'merengues' ha sido titular en tres finales de la Liga de Campeones de Europa, una hazaña impensable para un futbolista costarricense.

- Inicio difícil -

Cuando Keylor llegó a la escuela de fútbol de Pedregoso se encontró con Didier "el Flaco" Ureña, un chofer de la línea de buses de Madriz que, como había sido portero con equipos aficionados, se convirtió en el entrenador de arqueros del equipo.

"Keylor era muy vistoso, sin ninguna timidez en el marco y con grandes cualidades con los pies. Era muy disciplinado a la hora de trabajar", contó el "Flaco" a la AFP en su casa de habitación en General Viejo, un poblado rural del cantón de Pérez Zeledón.

De aquella época, Madriz recuerda que "a Keylor había que darle todo. A los padres se les pedía una cuota y ayudar con rifas para los gastos de la escuela, pero a Keylor no, su familia no tenía cómo ayudar".

En esos años, los padres de Navas viajaban a trabajar a Estados Unidos y Keylor se quedaba con sus abuelos maternos.

Madriz mantiene una relación afectiva con el arquero, y en su negocio exhibe enmarcada la camiseta que usó Navas el pasado 14 de febrero en el partido de vuelta por los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa ante el París Saint-Germain.

Navas le envió los pasajes aéreos para Madriz y su esposa, los alojó en su casa y los llevó al partido como sus invitados, un testimonio del agradecimiento que le guarda a su padre futbolístico.

- Pasos acelerados -

Otro formador clave en la carrera de Keylor fue Róger Mora, actual entrenador de porteros del Saprissa.

"Mentalmente era muy fuerte, sabía lo que quería, ponía más atención que los otros muchachos, era potente, fuerte, rápido. Quizás técnicamente no era tan dotado porque estaba en desarrollo, pero traía la genética que buscamos en los porteros", comentó Mora a la AFP.

Esas cualidades le permitieron alcanzar el nivel técnico que tenían los otros porteros de su edad en el equipo, y después superarlos.

"Pasados unos meses vimos cómo fue mejorando, nos demostró que sería uno de los mejores porteros de Costa Rica, aunque jamás imaginamos que llegaría tan lejos", reconoció Mora.

En 2005, con 18 años de edad, Navas debutó en primera división en un partido ante Carmelita, que Saprissa ganó 2-1.

Al año siguiente asumió la titularidad por encima de otros arqueros más experimentados, y de allí saltó a la selección mayor y al fútbol español.

Su momento de mayor gloria con la selección fue en Brasil-2014: Costa Rica igualaba con Grecia a un gol en octavos de final y el partido se fue a penales. Navas detuvo dos penales y los ticos, contra todos los pronósticos, pasaron a cuartos de final.

En esa fase cayó ante Holanda, también en serie de penales.

Mora se atraganta de emoción cuando habla del partido contra Grecia.

"Comencé a recordar todo desde que él inició, todo el sacrificio que había hecho para llegar hasta allí. Yo fui parte de eso, le aporté un granito de arena", comenta con los ojos enrojecidos.

En ese momento le quedó claro que el futuro de Keylor desbordaría las previsiones más optimistas.

"A partir de eso dijimos 'Keylor se nos perdió de vista, va a jugar en un equipo grande de Europa'. Poco después salió la sorpresa de que lo contrató el Real Madrid", donde es titular.

A Madriz se le hace difícil creer hasta dónde llegó su antiguo pupilo. "Yo lo entrenaba en esa cancha de Pedregal, llena de barro y huecos, y después verlo en esa cancha perfecta del Real Madrid... Es increíble".

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799
Mail: [email protected]