Argentina se quita un peso con la debacle de Alemania

En Italia-1990, Alemania-2006, Sudáfrica-2010 y Brasil-2014, Argentina cayó ante Alemania en la Copa del Mundo. Con la sorprendente eliminación de la vigente campeona en la fase de grupos, la selección Albiceleste tiene un motivo menos para temer. Y es que Lionel Messi solo ha caído contra un equipo en su carrera en la competición y su bestia negra ya no está.

Argentina y Alemania se han visto las caras en siete ocasiones en la historia del torneo, con una única victoria para los sudamericanos. Eso sí, ésta llegó en la final de México-1986, en el último título mundial del equipo, gracias a los tantos de José Luis Brown, Jorge Valdano y Jorge Burruchaga (3-2).

El resto, dos empates y cuatro triunfos germanos, tres de ellos en las tres últimas ediciones y, el otro, en la dolorosa derrota (0-1) en la final de Italia-1990.

Su primer enfrentamiento se remonta a Suecia-1958, con victoria 3-1 de Alemania Occidental.

- El primero de Messi -

Leo Messi disputó su primer Mundial en 2006 cuando era todavía un adolescente. Con 19 años, el pelo largo y cara de niño, la nueva promesa del Barcelona aterrizó en Alemania como la nueva esperanza albiceleste aunque nadie podía imaginar aún en lo que se acabaría convirtiendo.

Y llegó con la Liga de Campeones debajo del brazo, después de que su escuadra ganara al Arsenal 2-1 en la final.

Los anfitriones, en cuartos, sesgaron sus ilusiones. Alemania y Argentina empataron 1-1 en el tiempo reglamentario pero los europeos acabaron imponiéndose 4-2 en penales.

Acababa de nacer la tragedia alemana contemporánea para los albicelestes, que aún no lo sabían.

- Goleada y adiós de Maradona -

En Sudáfrica-2010, nada podía salir mal. Messi ya era una estrella mundial, Diego Maradona era el seleccionador y Argentina se plantaba en cuartos tras haber ganado los tres partidos de la fase de grupos y de haber batido 3-1 a México en octavos. Todo con 10 goles a favor y únicamente dos en contra.

En cuartos, de nuevo Alemania. Era la ocasión para vengarse de la derrota sufrida cuatro años antes. Todo lo contrario. Los europeos explotaron todas las debilidades de los sudamericanos, que se partían completamente en dos con una división muy marcada entre la defensa y el ataque. Al final, 4-0 y adiós al proyecto.

- La más reciente, la más dolorosa -

Alejandro Sabella hizo de la fortaleza defensiva su principal virtud. Con Messi arriba definiendo, todo el equipo se concentró en dotar de una estructura táctica sólida a la formación para que "La Pulga" pudiera brillar. Y así fueron superando rondas hasta llegar a la final. Otra vez, Alemania. De nuevo, una ocasión para pasar página. La mejor posible, ante la bestia negra en Brasil-2014, suelo del archienemigo histórico.

Todas las miradas apuntaban a Messi, que apenas apareció. Gonzalo Higuaín erró y Mario Götze castigó en la prórroga (0-1). Tres de tres para una generación a la que se le seguían escapando los títulos.

- ¿Por fin el momento de Argentina? -

El Mundial de Rusia-2018 para Argentina ha sido, de momento, una montaña rusa. De empatar 1-1 ante Islandia en el debut, a caer estrepitosamente 3-0 frente a Croacia y a renacer de sus cenizas 2-1 ante Nigeria sobre la hora para certificar su pase a octavos.

Ahora, espera Francia, pero en el horizonte ya no se divisa a Alemania, que fue eliminada contra todo pronóstico el miércoles al perder 2-0 contra Corea del Sur.

Nadie contaba con que la vigente campeona dijera adiós a las primeras de cambio. Nadie cuenta tampoco con que esta Argentina, dividida y sin un estilo definido de juego, pueda llegar lejos. Pero Messi solo ha caído ante los germanos. Sin ellos en el marco, él puede pintar el resto de la obra.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799