El reto de Croacia: mantener el nivel tras un Mundial inolvidable

Cómo gestionar la euforia, asumir un nuevo estatus en el planeta fútbol, remotivar a un plantel y confirmar la progresión del equipo: Croacia, la subcampeona mundial de fútbol desde el pasado julio, disputa su primer partido tras Rusia-2018, el jueves (18h45 GMT) en un amistoso en Portugal.

La ausencia por petición propia de Cristiano Ronaldo, que prefirió no jugar en la ventana de partidos internacionales de septiembre con su selección para priorizar su adaptación a la Juventus, ha descafeinado un poco el interés de ese duelo en el Algarve, pero ver en acción a Croacia, el equipo sorpresa del último Mundial, es por sí un grandísimo aliciente.

El entusiasmo en el país balcánico alrededor de su equipo nacional permanece inalterado cerca de dos meses después de aquella final perdida por 4-2 ante Francia en Moscú.

Después de este partido ante Portugal llegará el duelo ante España, el martes de la próxima semana en Elche, en el estreno croata en la nueva Liga de Naciones de la UEFA.

En esa competición, Croacia disputará su primer partido oficial como local ante Inglaterra, el 12 de octubre, pero será en Rijeka a puerta cerrada, sin público.

La UEFA le impuso esa sanción por la cruz gamada dibujada en el césped de Split durante un partido de las eliminatorias para la Eurocopa-2016, por autores nunca identificados.

Si bien los croatas transmitieron una imagen de niños buenos durante el Mundial -pese a la presencia en el autocar de los jugadores en la celebración posterior de Zagreb del cantante ultranacionalista Marko Petrovic 'Thompson'-, los hinchas radicales y sus cánticos y saludos ustachis (pronazis) no han desaparecido por arte de magia.

- Problemas judiciales -

Muchos continuarán sin duda reclamando la marcha del presidente de la Federación Croata de Fútbol, Davor Suker, al que acusan de ser una marioneta de Zdravko Mamic, el hombre fuerte del fútbol croata. Ese último sigue huido en Bosnia después de haber sido condenado en junio a seis años y medio de prisión firme por corrupción y malversaciones.

"Su influencia en el fútbol croata no desaparecerá en una noche, pero ya no tiene los medios para influir como antes en el Dinamo (de Zagreb)", el gran club del país, "y todavía menos sobre la Federación", estima Davorin Olivari, uno de los principales periodistas deportivos del país.

La justicia también podría poner en problemas al gran ídolo nacional, Luka Modric, estrella del Real Madrid. Todavía tiene que decidir si acusa o no al futbolista de haber dado un falso testimonio en beneficio de Mamic.

Con el Mundial-2018 aún en marcha, la prensa croata recordaba que "después de haberse bañado en el champán de la victoria, tendrán que hacerse cambios profundos, y no únicamente cosméticos".

Por el momento, Modric es un icono incontestable, con un prestigio al máximo, después de haber sido elegido por la UEFA como mejor jugador de la pasada temporada. También es muy querido y popular Ivan Rakitic (Barcelona), que no estará para el regreso del equipo en Portugal.

Modric cumple 33 años el domingo y varios peseos pesados anunciaron que no jugarán más para su país: el arquero Danijel Subasic, el goleador Mario Mandzukic y el defensa Vedran Corluka. Ello obliga a repensar la estrategia para saber resistir la transición generacional.

- La Eurocopa en el horizonte -

"Mi objetivo es la Eurocopa-2020, no Portugal o la Liga de Naciones", explica el seleccionador Zlatko Dalic. "Vamos a intentar ganar, pero nuestro auténtico objetivo es la Eurocopa", insistió en una entrevista con el diario deportivo Sportske Novosti.

Entre los retos que se ha marcado está dar minutos a jóvenes jugadores que están llamando a las puertas o a otros que esperan dar un salto en su carrera.

Los mediocampistas Marko Rog (Nápoles), Mateo Kovacic (Chelsea) y Mario Pasalic (Atalante) están en un momento de forma prometedor, igual que los atacantes Marko Pjaca (Fiorentina), Ivan Santini (Anderlecht) y Marko Livaja (AEK Atenas). En el arco, el portero del Gante, Lovre Kalinic, intentará hacer olvidar a Danijel Subasic.

"Nuestro objetivo es forjar (...) tres o cuatro jugadores que nos darán una nueva energia y nos permitirán hacer una Eurocopa en la continuidad de nuestro Mundial, no menos que eso", explica Zlatko Dalic.

Pero, insiste el seleccionador, todo estará listo "para la Eurocopa, no antes".

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799
Mail: [email protected]