Sergi Barjuán trata de exportar el 'modelo Barça' a la segunda china

Sergi Barjuán jugó en el Barcelona durante una década, disputó dos Mundiales con España, cuenta con Pep Guardiola como gran amigo... y ahora trata de exportar el 'modelo Barça' al Zhejiang Greentown, un club de la segunda división del fútbol chino.

Un objetivo que no es fácil aplicar en una segunda división china en la que, según Sergi Barjuán, los futbolistas adolecen a menudo de 'profesionalidad' y en la que los terrenos de juego son muy deficientes con frecuencia.

Conocido en el mundo futbolístico por su nombre de pila (Sergi), este barcelonés de 46 años dejó a su familia el pasado mes de noviembre para hacerse cargo de las riendas del club chino.

Tras un inicio complicado, el exdefensor ha formado un equipo joven con el fin de regresar a la Super Liga China (CSL), categoría que su club perdió en 2016.

El ascenso compensaría en parte el "gran problema" que supone haber dejado a su familia, especialmente a sus cuatro hijos.

"Ahora estoy bien, pero los primeros cuatro meses fueron muy difíciles: una cultura diferente, una comida diferente, una manera de vivir diferente", declara Sergi a la AFP durante una entrevista realizada en Hangzhou, una ciudad cercana a Shanghái, donde el Zhejiang está radicado.

No solo fue una adaptación a un nuevo estilo de vida para Sergi, que ocupó el lateral izquierdo del Barcelona de 1993 a 2002, sino también a un fútbol diferente al que estaba acostumbrado.

"Este fútbol es diferente al europeo. Los últimos 20-25 minutos son un fútbol loco, cada partido es lo mismo; atacar, atacar y atacar sin control", explica en inglés, aunque ocasionalmente se dirige a su traductor, al que llama en tono de broma su "esposa china" porque pasa mucho tiempo con él.

Un ejemplo de lo que explica el técnico ocurrió el sábado pasado, cuando el Zhejiang, segundo en la China League One (2ª división), dejó escapar una ventaja de dos goles en casa en tres minutos de locura en los que el Beijing BG, un equipo de mitad de la tabla, logró el empate.

En varias ocasiones, Sergi se agarró la cabeza con las manos en signo de desesperación a medida que su equipo perdía la compostura.

El miércoles, el técnico español vivirá un duelo decisivo en su visita al líder, Wuhan Zall, ya que una victoria acercaría mucho al equipo a su objetivo de ascender, con un puñado de partidos aún por disputar.

Sergi, que ganó nueve títulos con el Barcelona y jugó con estrellas como Guardiola o los brasileños Ronaldo, Romario y Rivaldo, explicó que su primera labor en el Zhejiang fue conseguir que sus jugadores corrieran menos y jugaran más.

"Ellos no pueden jugar como el Barcelona, eso es imposible, pero correr mucho no tiene sentido. Cuando reciben el balón necesitan pensar: '¿Qué es lo mejor para el equipo?", dice el que fuera 50 veces internacional con España

En el partido del sábado, "los últimos 20 minutos fueron... correr, pero sin pensar. ¡Basta!".

- Amistad con Guardiola -

Sergi, que tras dejar el Barcelona jugó en el Atlético de Madrid durante tres temporadas, es uno de los técnicos extranjeros más reputados de los que han ido a China atraídos por generosos contratos.

El entrenador español espera que el ansiado ascenso a la CSL suponga olvidar los campos en lamentable estado en el que se juega la segunda división china, una de las principales diferencias que ha encontrado en el país asiático con respecto a lo que conocía en Europa. Sergi admite que el césped del estadio del Zhejiang es "muy, muy malo".

Esto seguramente pueda explicar la falta de resultados del equipo como local, ya que no ha ganado ninguno de los ocho partidos disputados en el Dragon Sports Center Stadium, con escaso apoyo del público.

Tras retirarse en 2005, Sergi estuvo dos temporadas como técnico en La Masía (el centro de formación del Barça) y después dirigió a tres equipos profesionales, el último de ellos el Mallorca, durante unos meses en 2017.

Después recibió la llamada de China, lo que le llevó al otro lado del mundo.

Con la diferencia horaria y por las exigencias de su trabajo, Sergi no puede seguir por televisión al Barcelona, ni siquiera en el Clásico contra el Real Madrid, pero sigue manteniendo la amistad con muchos de los jugadores con los que coincidió en el club azulgrana, especialmente con el técnico del Manchester City, Pep Guardiola.

Sergi ofrece su visión de por qué su compañero catalán se ha convertido en uno de los mejores técnicos de su generación. "He hablado con él sobre mi experiencia aquí, siempre quiere saber cosas sobre otros tipos de fútbol".

"Me pregunta por mis experiencias o por las cosas que estoy aprendiendo en China... ¡para utilizarlo él!. Le gusta recibir consejos para mejorar y aprender de ello", asegura.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799
Mail: [email protected]