Play with Best Blackjack

El superdotado Nagelsmann se mide a su ídolo Guardiola

Julian Nagelsmann, el entrenador más joven en la historia de la Liga de Campeones, no esconde su admiración por Pep Guardiola, con el que se enfrentará por primera vez este martes, en el partido entre Hoffenheim y el Manchester City de la segunda jornada de la Champions.

El 19 de septiembre, cuando se sentó en el banquillo en Donetsk en la primera jornada de la fase de grupos (2-2), Nagelsmann tenía exactamente 31 años y 58 días. Batió el récord de precocidad que tenía en este torneo el bielorruso Viktor Goncharenko, que en 2008 dirigió al BATE Borisov con 31 años y 99 días.

Y las estadísticas no tienen en cuenta la fase previa, en la que el Hoffenheim ya participó la temporada pasada, siendo eliminado por el Liverpool, después finalista de la competición (derrotas por 2-1 y 4-2).

El técnico alemán, que admite inspirarse en las ideas de Guardiola, sabe que no siempre es fácil descodificar al maestro de la táctica: "Nunca es evidente saber exactamente cómo va a organizar a su equipo. Tiene diferentes sistemas según los rivales y no es fácil acercarse a su estilo, aunque tengo algunas ideas...".

Si se mantiene fiel a sus principios, Nagelsmann debería proponer ante el City un juego de presión alta y, sobre todo, transiciones ultrarrápidas para tratar de aprovechar el contragolpe ante unos ingleses que están obligados a conseguir un resultado positivo tras su derrota inicial a domicilió frente al Lyon (2-0).

- "Una idea loca" -

Este antiguo defensa, cuya carrera quedó rota a los 20 años como consecuencia de una grave lesión, no ha obtenido su récord de precocidad en la Liga de Campeones en un gran club.

En febrero de 2016, su nombramiento al frente del primer equipo del Hoffenheim, en la época en la que el club transitaba por la zona baja de la clasificación, fue recibido con escepticismo, incluso con menosprecio. "Es una idea loca", "Un gag de comunicación", titularon algunos diarios al descubrir que el entrenador, por entonces de 28 años, sólo tenía en su palmarés un título de campeón de Alemania... con un equipo sub-19.

En tres meses, calló a todos sus detractores salvando al equipo del descenso. Y después lo metió en la zona alta de la liga hasta acabar 4º en 2016-2017 y 3º la temporada pasada.

Todo sin una gran estrella y perdiendo en dos años a tres internacionales fichados por el rico Bayern Múnich: Sebastian Rudy y Niklas Süle en 2017 y Sandro Wagner en el mercado de enero pasado.

"Tiene pinta de tener tanto talento que un día el Hoffenheim se le quedará demasiado pequeño", profetizó en 2017 el multimillonario alemán Dietmar Hopp, fundador de la empresa de informática SAP y mecenas del club.

- Descubierto por Tuchel -

Fue un presagio acertado, puesto que Nagelsmann ya ha programado su marcha: será la próxima temporada y el destino será el banco del RB Leipzig, otro club sin gran palmarés, pero con medios financieros y aspiraciones muy superiores a las del Hoffenheim.

El primero en darse cuenta de la capacidad de Nagelsmann como técnico, cuando sólo tenía 21 años, fue un tal Thomas Tuchel, en aquella época entrenador del filial del Augsburgo. Seducido por su visión de juego, el actual entrenador del París SG le ofreció al joven, que se acababa de retirar por lesión, el trabajo de espiar a sus rivales primero y lo convirtió posteriormente en su adjunto.

"Agradezco a Tuchel que me diera la idea de convertirme en entrenador", ha dicho Nagelsmann.

Ironía de la historia, ambos sonaron para ocupar el banquillo del Bayern de Múnich, cuando el campeón bávaro buscaba entrenador la temporada pasada, aunque el puesto finalmente fue para Niko Kovac.

Originario también de Baviera, Nagelsmann no oculta su sueño de dirigir un día al Bayern, pero sabe que es cuestión de tiempo: algunas de las estrellas del 'Rekordmeister' alemán como Arjen Robben (34 años), Franck Ribéry (35) o Manuel Neuer (32) tienen más años que él.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799
Mail: [email protected]