El Real Madrid logra una goleada balsámica en el debut de Solari

El Real Madrid consiguió una goleada balsámica este miércoles en el estreno de Santiago Solari en el banquillo, al imponerse 4-0 en Melilla (2ª división B) en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, donde un Barcelona lleno de suplentes ganó 1-0 en el descuento en el campo de la Cultural Leonesa (también 2ªB).

En Melilla, el francés Karim Benzema abrió el marcador (23), antes de que Marco Asensio rematara en el punto de penal un pase del brasileño Vinicius para hacer el 2-0 (45+1) y Álvaro Odriozola hiciera el 3-0 (79), mientras Cristo González rubricó en los últimos instantes el 4-0 (90+2).

La victoria, en el primer partido de Santiago Solari como entrenador provisional tras la destitución de Julen Lopetegui, trae algo de tranquilidad a un Real Madrid que llegaba sacudido por la goleada 5-1 sufrida el domingo ante el Barcelona en Liga.

"Me parece que el equipo jugó con alegría, ilusión, con compromiso. El resultado es fruto de esto", dijo el técnico argentino tras el partido.

- Vinicius se destapa -

Solari, entrenador hasta ahora del filial blanco, no tuvo reparos en alinear a canteranos y, no dudó, en titularizar a Vinicius, una de las grandes apuestas blancas, que apenas había tenido minutos con Lopetegui.

En su primer partido oficial como titular, el brasileño fue un dolor de cabeza para el rival por su banda izquierda, desde donde dio el paso de la muerte a Asensio en el segundo tanto visitante y estrelló un balón en el larguero (72).

"Poco a poco va a ir creciendo y madurando, el talento lo vemos todos, pero seguramente que el fútbol lo componen más cosas", dijo Solari de la perla brasileña.

Los blancos empezaron sin embargo sufriendo ante la presión de un voluntarioso Melilla, que no dudó en irse arriba en busca del adversario, dificultando la salida de los 'merengues'.

Poco a poco, el Real Madrid empezó a sacudirse la presión local y a buscar las subidas por las bandas donde aparecían Vinicius por la izquierda y Lucas Vázquez y Álvaro Odriozola por la derecha.

- Benzema encuentra puerta -

Una de las llegadas de Odriozola casi hasta la línea de fondo acabó con un centro que Benzema remató en boca de gol para abrir el marcador (28).

Con el tanto, el Real Madrid se adueñó del partido pero se encontró con las buenas actuaciones del portero del Melilla Dani Barrios, crucial para evitar una mayor goleada.

El meta local se lució para detener dos disparo de Asensio (37) y de Lucas Vázquez a bocajarro (39), pero al filo del descanso nada pudo hacer en el segundo gol merengue.

Vinicius culminó una entrada por la banda izquierda con un centro al aérea donde apareció Asensio para rematar a gol (45+1).

A la vuelta del descanso, Melilla salió con las mismas ganas que en la primera parte, presionando a los blancos para forzar los errores y salir rápido hacia la portería defendida por Kelor Navas.

Pero, de nuevo, los locales empezaron a notar el esfuerzo desplegado y el Real Madrid volvió a hacerse con el control del juego rematando el partido con los goles de Odriozola, que empujó de un zapatazo un balón suelto casi sobre la línea de gol (79), y de Cristo González (90+2).

La victoria da tranquilidad a un Real Madrid, que confiaba en este encuentro para empezar a remontar su mal momento y supone un buen paso para Solari que dispone de dos semanas para intentar demostrar que puede quedarse como entrenador hasta final de temporada.

El Barça, lleno de suplentes y canteranos, y sin sus principales figuras, tuvo muchos problemas en el campo de la Cultural Leonesa, rozando incluso la derrota pero consiguiendo una victoria agónica, por 1 a 0 gracias a un tanto de cabeza del francés Clément Lenglet, rematando una falta colgada por su compatriota Ousmane Dembélé (90+1).

En otros partidos del día, el Córdoba (2ª división) cayó 2-1 ante el Getafe, mientras el Alavés empató 2-2 con el Girona y el Mallorca (2ª) perdió 2-1 con el Valladolid.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799
Mail: [email protected]