Registran club de fútbol belga de Mouscron, con Zahavi en el punto de mira

La justicia belga llevó a cabo registros este miércoles en el marco de una investigación sobre fraude y blanqueo de dinero en torno al club de fútbol de Mouscron, supuestamente controlado por el agente artífice de la llegada de Neymar al PSG, informaron varias fuentes.

Tres personas fueron detenidas durante siete registros en la localidad de Laeken, situada en la región de Bruselas, así como en Mouscron y Celles, en el este del país, indicó en un comunicado la fiscalía federal belga.

"Los registros se llevaron a cabo en las oficinas del club de fútbol de Mouscron, en el domicilio de sus responsables y en la sede de dos asociaciones deportivas", precisó el ministerio público.

El agente israelí Pini Zahavi, que participó en la llegada de Neymar al PSG procedente del FC Barcelona por un monto récord de 222 millones de euros en 2017, no forma parte de las personas detenidas, precisó una fuente próxima al caso.

No obstante, Zahavi está en el corazón de la investigación de la justicia belga por su supuesta influencia en el seno del club belga.

Una primera rama de la investigación, iniciada en abril de 2018, se centra en el uso de documentos falsos y fraude.

Según la fiscalía federal, a través de compañías extranjeras, se habría "ocultado" que el control del club de Mouscron lo ejercía "un agente de jugadores, el llamado P.Z.".

En Bélgica, un agente no tiene derecho a poseer un club. La justicia sospecha de hecho que el Mouscron presentó documentos falsos ante las instancias deportivas para obtener una licencia que le permita competir en primera división.

La investigación busca "verificar si estas presuntas maniobras habrían permitido al club de Mouscron mantenerse ilegítimamente en primera división al organizar una estructura de control de club a través de compañías 'offshore'", explicó el ministerio público.

Otra rama de la investigación se refiere a "sospechas de blanqueo" de dinero. La justicia belga sospecha que el Mouscron "cuenta con el apoyo de millones de euros de financiación ilícita procedente de empresas 'offshore'".

Según la prensa belga, Pini Zahavi se había hecho con el Royal Excel Mouscron en 2015 a través de un fondo maltés, antes de cederlo un año después a una compañía gestionada por su sobrino.

En el primer semestre de 2018, el club pasó a manos del empresario tailandés Pairoj Piempongsant.

Pero, según un artículo publicado el 9 de noviembre por el diario belga Le Soir, que se basa en documentos del escándalo "Football Leaks", Pini Zahivi continúa pese a todo "gravitando" en torno al club de Mouscron.

Esta investigación judicial es distinta de la abierta por fraudes y corrupción que sacude el fútbol belga desde octubre, en relación con el amaño de partidos y con el disimulo al fisco de comisiones de transferencias.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799