Benzema y su espina clavada de Rusia-2018

Karim Benzema no pudo coronarse con sus compatriotas franceses este año en Rusia: el atacante, fuera de los Bleus desde que se vio salpicado por el chantaje con un vídeo sexual contra Mathieu Valbuena en 2015, intentará sacarse la espina y ser campeón mundial también en este 2018, pero con el Real Madrid.

El Mundial de Clubes es la única competición que permite a Benzema sentirse campeón del mundo, aunque su prestigio y relevancia esté a años luz del torneo de selecciones que los hombres de Didier Deschamps conquistaron hace cinco meses en Moscú.

"Felicidades, chicos!!! Bien hecho. Campeones del Mundo", festejó el exdelantero del Lyon en las redes sociales después de la victoria francesa por 4-2 en la final del estadio Luzhniki sobre la Croacia de su compañero de club Luka Modric.

Ya resignado a no contar más para Didier Deschamps, Benzema lleva mucho tiempo concentrado exclusivamente en el Real Madrid y llega con buenas sensaciones a este torneo, donde el sábado jugará la final contra el Al Ain emiratí en Abu Dabi.

"Tenemos la suerte de jugar esta competición y daremos todo para ganar este título, que es muy importante para nosotros. Tenemos que meternos en la cabeza que vamos a ir para intentar ganar este trofeo", afirmó el atacante francés en el 'Media Day' organizado por el Real Madrid a finales de noviembre con motivo de su participación en este Mundial de Clubes.

Es uno de los hombres de confianza del entrenador Santiago Solari, ha firmado once tantos esta temporada y marcó en el último partido en la Liga española, para dar la victoria a los suyos por 1-0 sobre el Rayo Vallecano.

Terminó ese partido con dolor en un tobillo, pero se recuperó y pudo ser titular en el encuentro del miércoles en semifinales ante el Kashima Antlers (victoria blanca 3-1), aunque no pudo anotar.

Las tres dianas de los suyos fueron obra de Gareth Bale y Benzema lo intentó hasta el final. En el 85 dispuso de una gran ocasión, pero no era su noche, pese a que ese día cumplía precisamente 31 años.

- Cita con la historia -

El sábado ante el Al Ain intentará convertirse en el cuarto jugador en poder marcar en tres ediciones distintas del Mundial de Clubes, siguiendo los pasos de Cristiano Ronaldo, Lionel Messi y de Gareth Bale. Ese último alcanzó ese logro en el partido del miércoles.

Desde la salida de Cristiano del Real Madrid al final de la pasada temporada rumbo a la Juventus, Benzema se ha consolidado como uno de los líderes del vestuario y del ataque 'merengue'.

Desde su llegada desde el Lyon en 2009, y después de grandes títulos como las cuatro Champions League o los tres Mundiales e Clubes, ha tenido altibajos en su relación con la grada del Bernabéu, pero este año todo parece en calma y cuenta con el apoyo de los aficionados.

Junto a él tiene como uno de sus apoyos personales a su compatriota Raphael Varane, que sí que pudo formar parte de la aventura de la selección francesa en Rusia y que ahora aspira a terminar 2018 con dos títulos mundiales.

El jueves, durante las horas libres que concedió Solari al plantel, se vio a los dos jugadores franceses juntos, comiendo junto al brasileño Casemiro en un restaurante del cocinero turco Nusret Gökçe, experto en carnes.

Pero si de algo tiene hambre Benzema es de poder demostrar al mundo su olfato anotador y cobrarse una pequeña revancha para ir cerrando la herida de no haber podido formar parte del histórico equipo de Francia que logró la segunda estrella para el país en Rusia-2018.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799