Marcos Llorente, la revelación inesperada

Hacía apenas unas semanas parecía destinado a abandonar el Real Madrid en el mercado de enero y el sábado fue elegido el mejor jugador de la final del Mundial de Clubes ganada por el equipo blanco: Marcos Llorente se ha convertido en la revelación de su equipo en este final de año.

Con su misil desde fuera del área para convertir el segundo tanto y dar tranquilidad al Real Madrid en la final ganada finalmente al Al Ain emiratí (4-1), Llorente pasó de actor secundario a protagonista.

Sus compañeros se apresuraron a felicitarle, mientras el joven rubio de 23 años no podía dejar de sonreír. "Es el primero que he metido con el Madrid. El primero en la élite, por así decirlo, y qué mejor que en esta final", celebró después del partido.

Pero su aportación no se quedó ahí: fue un mediocentro ejemplar, omnipresente, trabajador y suministrador incansable de balones. Tanto que le eligieron el mejor jugador de la final.

Ya antes incluso de ese último partido ante el Al Ain, Llorente se había ganado elogios por su trabajo en la semifinal ganada el miércoles por 3-1 ante el Kashima Antlers japonés.

"Marcos está jugando muy bien. No tuvo muchas oportunidades antes, pero desde que empezó se ha desempeñado como si hubiera estado jugando mucho antes", subrayó después de ese partido su entrenador, Santiago Solari, que ha sabido ver en él el punto desequilibrante que otros técnicos no detectaron, aunque en los primeros partidos tampoco contaba con él.

La oportunidad para Llorente llegó el pasado mes con la lesión en un tobillo de Casemiro en Vigo, lo que terminó abriéndole las puertas de la titularidad

El brasileño se recuperó a tiempo para este Mundial de Clubes, pero tuvo que conformarse con empezar de suplente, y ahora tendrá una dura competencia en la figura de Llorente de cara a la segunda mitad de la temporada.

- ADN madridista -

El madridismo está muy arraigado en la familia de Marcos. Es hijo de Paco Llorente, que fue jugador del Real Madrid entre 1987 y 1994, y sobre todo es sobrino nieto del mítico Paco Gento, actual presidente de honor del equipo y que ostenta el récord de títulos conseguidos con la camiseta blanca, con 23, incluidas seis Copas de Europa.

Tres tíos de Marcos lucieron también los colores del Real Madrid: Julio en el equipo de fútbol y dos, José Luis y Toñín, en el de baloncesto. Su madre, María Ángela, es hija de otro histórico 'merengue', Ramón Moreno Grosso.

Marcos es fruto por lo tanto de la confluencia de dos dinastías, los Llorente-Grosso, y parece por lo tanto predestinado a buscar su hueco en el Real Madrid.

"Soy jugador del Real Madrid y me quedo", confirmó la nueva perla 'merengue' tras la final, acaparando gran parte de la atención por su brillante torneo.

"Soñaba con algo así, pero lo veía muy lejano. Echas la vista atrás y ves todo lo que has trabajado para llegar hasta aquí. Ahora toca disfrutar", señaló.

El pulso Marcos Llorente-Casemiro por la titularidad se presenta desde enero como una de las decisiones más complicadas para Solari, que tiene que pensar ya qué camino tomará de cara al primer partido de 2019, el 3 de enero en la Liga española en Villarreal.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799
Mail: [email protected]