En un pequeño 'maracanazo', Peñarol sorprende a Flamengo y es líder en Libertadores

El Peñarol de Uruguay sorprendió 1-0 este miércoles al poderoso Flamengo en el Maracaná de Rio de Janeiro y se puso líder del Grupo D de la Copa Libertadores-2019.

Un cabezazo picado de Lucas Viatri en el 88 dejó helada a los hinchada carioca y revivió la épica victoria de la selección uruguaya contra Brasil en la final del Mundial de 1950 en este majestuoso estadio.

Todas las esperanzas de los cariocas estuvieron puestas en el punta Gabriel Barbosa, 'Gabigol'. Pero su ansia goleadora no se concretó y terminó expulsado por juego sucio, lo cual terminó desequilibrando el partido.

Los uruguayos se convierten en líderes del Grupo D, con los mismos seis puntos de Flamengo pero con mejor diferencia de goles. Les siguen Liga de Quito, con 4, y el boliviano San José es último con 1 punto.

La victoria quedó ensombrecida por un lamentable hecho: unos cien hinchas de Peñarol fueron detenidos antes del partido por protagonizar un altercado contra seguidores de Flamengo en la zona sur de Rio que saldó, según la prensa local, con un hospitalizado.

Peñarol es el tercer equipo sudamericano con más títulos (5) de Libertadores, contra uno del Flamengo. Pero los cariocas tienen mucho más poder económico y la mayor hinchada de Brasil.

Así que eran, a priori, los favoritos. El 'mengao' se hizo dueño rápidamente del centro del campo y trianguló en busca del punta Gabigol.

- Gabigol sin puntería -

Y pronto su cabeza teñida de rubio se volvió una pesadilla para la defensa carbonera, fuertemente custodiada por Fabricio Formiliano y Cristian Lema.

En el 12, Gabigol mandó su primera advertencia. Se escapó con una asistencia de Diego, pero su disparo zurdo y raso salió desviado.

En el 29 se marcó otro disparo casi sin ángulo que desató la esperanza en la entregada hinchada carioca, que no dejó de gritar aunque el gol no llegaba. En el 48, el rápido artillero desaprovechó un cabezazo de un baón suelto en el área chica.

Peñarol se mostró con su garra habitual, pero hasta el 42 no tuvo su primera oportunidad, que terminaría siendo la mejor del primer tiempo.

Tras rechazar una falta lanzada por el 'mengao', los uruguayos salieron al contraataque con superioridad numérica.

El lateral Brian Rodríguez le dejó un precioso y solitario balón a Agustín Cannobio en el centro del área, pero su disparo a bocajarro se topó con un providencial Diego Alves.

- Expulsión que marcó todo -

En el segudo tiempo, el 'Mengao' empezó como en el primero, con iniciativa y sin dejarle jugar a Peñarol.

Los charrúas quedaron arrinconados por los brasileños, que ya se habían dado cuenta de que estaban disputando su partido más complicado.

En el 55 se desató la euforia en el Maracaná por un gol de Gabigol que fue anulado por fuera de juego.

A partir de ahí, el juego se fue ralentizando.

Aunque seguía dominando el partido, el Flamengo se dedicó más a tocar el balón y a buscar oportunidades por tierra y aire, y Abel Braga le dio entrada a Vitinho en lugar de Willian Arao, sin que eso fuera un revulsivo.

En el 75, los cariocas vieron desvanecerse las posibilidades de marcar al quedarse sin su estrella Gabigol, que fue expulsado con roja directa por emplear una violencia excesiva y gratuita en una entrada.

A partir de ahí, el juego se volvió más marrullero.

Aunque la lógica impone cerrarse y jugar a resistir, Flamengo lo siguió intentando.

Y ahí llegó la maldición: en la segunda oportunidad de los charrúas, Viatri picó un balón con la cabeza que entró en la portería de Diego Alves.