Rapinoe permite a EEUU dar un paso importante hacia su cuarto título

Estados Unidos dio un paso importante hacia el objetivo de su cuarto título mundial femenino. Y Megan Rapinoe, que marcó un doblete en la victoria contra Francia por 2-1, este viernes en París, clasificó a su equipo a semifinales y ganó puntos para ser la mejor jugadora del torneo.

En un partido que para muchos era la final adelantada, en el Parque de los Príncipes, Rapinoe, la veterana delantera de casi 34 años, que había logrado otro doblete en octavos contra España y había protagonizado esta semana una batalla dialéctica a distancia con Donald Trump, volvió a ser la heroína de su selección.

El primero de sus tantos, en el minuto 5, llegó tras una falta a Alex Morgan por la izquierda. Rapinoe lanzó el tiro libre, que se paseó entre las piernas de delanteras y defensas, sin que nadie la tocara, entrando en la portería.

Y en el segundo tiempo, cuando mejor estaba jugando Francia, llegó un contragolpe de Estados Unidos por la derecha, en que Morgan pasó a Tobin Heath y su centro al área fue rematado por Rapinoe, en el minuto 65.

Francia metió presión en la parte final del partido con un gol de cabeza en el minuto 81 de la central Wendy Renard, su cuarto tanto en la competición, al rematar un tiro libre desde la izquierda.

La selección local reclamó en los últimos compases del partido una mano en el área de Kelley O'Hara pero la árbitra ucraniana Kateryna Monzul decidió no usar el VAR.

- Cinco tantos para Rapinoe -

Para Rapinoe, declarada mejor jugadora del partido, era el cuarto tanto en dos partidos y el quinto en el torneo, ocupando la primera plaza en la tabla de goleadoras, empatada con su compañera Alex Morgan, la inglesa Ellen White y la ya eliminada australiana Sam Kerr.

Las norteamericanas, que nunca han bajado del tercer puesto en sus participaciones en Mundiales, jugarán el martes en semifinales en Lyon contra Inglaterra, que ganó el jueves a Noruega por 3-0.

La otra semifinal saldrá de los duelos de cuartos de final Alemania-Suecia e Italia-Holanda, que se juegan el sábado.

"Nos habría gustado jugar mejor, pero lo importante es que estamos en semifinales, donde nos espera Inglaterra. Ha sido muy especial ganar a la selección local en el Parque de los Príncipes. No se puede pedir más", señaló Rapinoe.

Estados Unidos apostó por ganar el partido antes de iniciarse. Su entrenadora, Jill Ellis, apostó por un 4-3-3, con Rapinoe por la derecha, y Heath por la izquierda, con Morgan en el centro.

Y Rapinoe decidió ser protagonista desde el principio. En el primer minuto, una jugada suya terminó con disparo lejano de la centrocampista Julie Ertz.

Era el primer aviso de Estados Unidos y de Rapinoe. Otra jugada suya por la izquierda en el minuto 12 terminó con otro peligroso remate de Morgan.

Francia, por su parte, más cauta, que había decidido jugar con un 4-2-3-1, con Valerie Gauvin en punta, sufrió las acometidas norteamericanas en los primeros 15 minutos, con poca capacidad de reacción.

- Francia dice adiós -

A partir de ese momento, adelantó un poco sus líneas y con una Amandine Henry muy activa, aunque con más garra que acierto, comenzó a acercarse a la puerta rival, ante un equipo norteamericano que parecía bajar el ritmo.

Con el resultado a favor, Estados Unidos dejaba la iniciativa a Francia, en espera de algún contragolpe que le sirviera para rematar el partido.

En la segunda mitad, Estados Unidos volvió a atacar al principio, para poco a poco ceder terreno a Francia, que tuvo más ocasiones que en el primer tiempo.

Pero la poca puntería de sus delanteras y la rapidez de las defensas estadounidenses frustraron todas sus tentativas.

"Francia nos superó en la posesión de balón. Pero jugamos muy bien en defensa y aprovechamos nuestras ocasiones", resumió la heroína Rapinoe.

Francia, que tiene como mejor resultado un cuarto puesto en Alemania-2011, no podrá mejorar esa posición en 'su' Mundial.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799