El Atlético renace y anula al Liverpool

El Atlético de Madrid recuperó su mejor versión este martes para ganar 1-0 al Liverpool en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, poniéndose en ventaja para la complicada vuelta en Anfield.

Un tempranero gol de Saúl Ñíguez (4) dio una victoria de oro para el Atlético, que cortó una racha de 14 partidos sin perder del vigente campeón de la Liga de Campeones y líder destacado de la Premier League.

"He visto caras alegres en el Atlético, pero esto no ha acabado quedan 90 minutos en Anfield", advirtió el técnico del Liverpool, Jurgen Klopp.

El Liverpool vio cortocircuitado su juego este martes sobre el césped del Metropolitano madrileño por un buen Atlético de Madrid, en el día en que Diego Costa volvió a jugar unos minutos cien días de después de su operación de hernia discal.

Eliminado de la Copa del Rey y prácticamente sin opciones de Liga, el Atlético encaró el encuentro como una final en la única competición en la que le quedan opciones, empujado por su público.

"Fuimos un bloque, la gente y el equipo; empezamos muy bien, encontramos el gol, tuvimos que retroceder porque nos hicieron retroceder, en algún contraataque pudimos llevarlo mejor, pero no estuvimos", dijo el técnico Diego Simeone.

El Atlético salió a presionar y rápidamente se pusieron por delante.

Tras un saque de esquina, el balón dio en Fabinho y cayó muerto en boca de gol, donde en el barullo apareció Saúl para empujarlo a las redes (4).

Después del gol, el Atlético dio un paso atrás cediendo el balón al Liverpool, al que, sin embargo, le costaba encontrar los resquicios en la maraña defensiva rojiblanca.

- El Atlético sujeta el ataque inglés -

Los visitantes basculaban de un lado a otro para acabar intentando meter balones al área o probar suerte con disparos lejanos.

"Hemos jugado bien, como queríamos jugar, pero creo que en el último tercio de campo nos ha faltado crear ocasiones claras", dijo Klopp.

Con Sadio Mané, prácticamente desaparecido, y Firmino y Salah marcados de cerca, el Liverpool no acababa de poner en aprietos a Jan Oblak.

Mané se quedaría en la caseta al descanso, sustituido por Divock Origi, que se mostró mucho más incisivo.

El equipo inglés tuvo su mejor oportunidad a la media hora cuando Salah recibió en el punto de penal, pero su disparo lo despejó de cabeza a córner Felipe Monteiro (36).

Antes, Álvaro Morata había llegado hasta la línea de fondo, pero su tiro casi sin ángulo lo sacó Allisson (26).

El descanso apenas cambió el dibujo del partido con el Liverpool como dueño del balón frente a un Atlético que buscaba la salida al contraataque.

El equipo inglés puso un punto más de intensidad a su juego, encerrando al Atlético, pero sin acabar de encontrar el hueco.

- Sufrimiento -

Salah, que ya había contado con la mejor ocasión de su equipo en el primero tiempo, volvió a meter el susto en el cuerpo al Metropolitano con un remate de cabeza solo en el área, que se fue fuera por poco (53).

Sufrió el Atlético en los primeros 15 minutos de la segunda parte ante un Liverpool volcado sobre la portería contraria, pero poco a poco el Atlético logró sacudirse la presión.

Morata pudo aumentar la cuenta rojiblanca, pero con todo franco para rematar en el punto de penal, se resbaló sin poder disparar bien (68).

El delantero del Atlético abandonaría poco después el campo con aparentes molestias tras su caída, siendo sustituido por Víctor Machín Vitolo (70).

En el último cuarto de hora, el Liverpool bajó la intensidad mientras el Atlético pudo estirarse algo más con Diego Costa, que había entrado por Correa (77), peleando cada pelota.

El marcador, sin embargo, no volvería a moverse con un Liverpool conformado con el resultado esperando la vuelta en Anfield.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799