Juventus, un líder vacilante

Una defensa que deja espacios, un aspecto mental que falla, puntos que se pierden: un mes después de la reanudación del fútbol en Italia y a menos de tres semanas de su partido de Champions contra Lyon, la Juventus, que se mide al Lazio de Roma el lunes, se muestra vacilante, titubeante, inconstante, insegura, algo extraño en este equipo.

En la reanudación, el equipo había comenzado fuerte, con ganas de lograr su noveno título consecutivo.

Pero después llegó una serie mala de tres partidos (derrota por 4-2 contra AC Milan y empates 2-2 y 3-3 contra Atalanta y Sassuolo), que mostraron las flaquezas del equipo, poco habituales.

Nueve goles recibidos en tres partidos, malgastando dos veces en una semana una ventaja de dos tantos (2-0 contra Milan y Sassuolo), no tiene mucho que ver con la Juventus.

Cuando le quedan cinco partidos ligueros por jugar, los bianconeri tienen ahora cinco puntos de ventaja sobre Inter de Milán y seis sobre Atalanta. Tanto Inter como Atalanta, a los que le quedan cuatro jornadas por disputar, empataron este fin de semana, ante Roma (2-2) y Hellas Verona (1-1), y dieron un cierto respiro a la 'Juve'.

Pero en cualquier caso, los turineses deberán emplearse a fondo hasta el final, mientras les espera un descansado Lyon para el partido de vuelta de octavos de Champions.

"Juegan con fuego, ya que habrá que esperar hasta la última jornada para ganar el campeonato. Será una masacre que tendrá consecuencias en Champions", estimó el sábado en La Gazzetta dello Sport el excentrocampista del club Alessio Tacchinardi.

- Lyon espera en Champions -

Lyon se impuso en la ida, por 1-0, y la vuelta está programada el 7 de agosto en Turín, a puerta cerrada.

"Cuanto antes ganen el Scudetto, antes podrán descansar y pensar en Lyon, que estará muy motivado y fresco como una rosa", añadió.

La liga francesa es el único de los cinco grandes campeonatos europeos que no se ha reanudado, por lo que el Lyon llegará descansado a esa partido, pero también con falta de ritmo y competición.

Tras cinco años de éxitos con Massimiliano Allegri, la llegada de Maurizio Sarri debía aportar un poco de buen juego a las costumbres de competidora compulsiva de la Juve.

Pero ese buen juego ha llegado con cuentagotas a la Juve.

Muestra de las dificultades de Sarri para imponer su estilo llegó en el minuto 20 del partido contra Atalanta, donde el equipo rival tuvo un 71% de posesión. Contra Sassuolo, el conjunto de Turín solo tuvo el balón un 43% del tiempo.

En el seno del colectivo, la defensa preocupa particularmente, con 35 goles encajados en 33 jornadas. En las ocho anteriores temporadas, en que se ganó el Scudetto, nunca había recibido más de 30 en 38 partidos.

"Este equipo a veces da la impresión de tener un inmenso potencial y en otros momentos, me deja perplejo", reconoció Sarri esta semana.

- Cristiano y Dybala -

Para muchos observadores, el juego y las ambiciones colectivas de Sarri se han visto 'canibalizados' por el reino de los solistas Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala.

Las dos estrellas del ataque turinés tienen de su lado el talento y las estadísticas: 28 goles para el portugués, 11 tantos y 6 asistencias para el argentino.

Pero defienden poco y no se inscriben apenas en los circuitos de pases que le gustan a Sarri.

Imposible evidentemente imputarles las dificultades del equipo, cuando a su lado los jugadores ofensivos (Bernardeschi, Douglas Costa) y los centrocampistas (Pjanic, Khedira, Matuidi, Rabiot) suman lesiones y prestaciones mediocres.

En defensa, los errores individuales se han sucedido y se ha echado de menos al lesionado capitán Giorgio Chiellini.

Pero los turineses pueden agarrarse a que contra Milan, Sassuolo y Atalanta, se han medido a los equipos más en forma de la Serie A.

Frente a la Lazio, el lunes, es al contrario un equipo que flaquea (un punto en cuatro partidos) al que los bianconeri se van a enfrentar.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799