David Silva, ante una despedida silenciosa de Mánchester

Posiblemente no será el adiós que él hubiera soñado: David Silva se despedirá el viernes del Etihad Stadium, su 'casa' en la última década, pero lo hará con un partido a puerta cerrada, sin el homenaje sonoro de los hinchas del Manchester City.

Será, eso sí, en la Liga de Campeones y contra un grande, el Real Madrid, en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. Los 'Citizens' defenderán allí la renta de 2-1 que lograron en la ida en el Santiago Bernabéu, antes de que la pandemia del nuevo coronavirus detuviera el planeta fútbol en marzo.

En caso de eliminar al equipo de Zinedine Zidane, el City pasará a cuartos de final, pero ya no jugará en su Etihad Stadium, puesto que los ocho cuartofinalistas disputarán la 'Final 8' en Lisboa, a modo de mini-torneo con formato inédito, para decidir quién es el nuevo rey de Europa el 23 de agosto.

El 'Mago' Silva, de 34 años, se despidió ya de la Premier League y en las últimas semanas su entrenador, Josep Guardiola, y sus compañeros no dejan de alabarle.

Ha ganado casi una quincena de títulos en competiciones nacionales en su década en Mánchester, pero el trofeo de la Liga de Campeones es su asignatura pendiente, igual que la de su club.

Silva, que con la selección española sí fue campeón de Europa y del mundo, fue uno de los primeros grandes nombres del proyecto del City con sus nuevos propietarios emiratíes.

- "Gran pérdida" -

Kevin De Bruyne, que ha tenido el placer de jugar junto a Silva en los últimos cinco años, señaló recientemente que el jugador canario, que abandona el club al término de este curso, deja un hueco enorme en el plantel.

"Va a ser una gran pérdida", afirmó el mediocampista belga. "Sería estupendo si podemos ganar la Liga de Campeones, así sería un buen final para él", apuntó.

De Bruyne cree que Silva es uno de los mejores jugadores que han pasado por la Premier League.

"Siempre se puede debatir quién es el (número) uno, pero cuando juegas con él puedes apreciar qué hace día a día", señaló.

Guardiola ha tenido la oportunidad de dirigir a varios de los mejores futbolistas del mundo, incluidos Lionel Messi, Xavi Hernández y Andrés Iniesta en los años más dorados del FC Barcelona, pero no ahorra en elogios para Silva: "En los espacios pequeños, nunca he visto a un jugador como él".

Conquistar la Champions sería un broche de oro para un jugador discreto, tímido, pero de un talento descomunal.

En 2010, Silva dejó el Valencia, donde se había hecho un nombre internacionalmente. A muchos les sorprendió, y hasta les pareció arriesgado, que no optara por seguir en el fútbol español, donde Real Madrid o Barcelona podrían haberle recibido con los brazos abiertos.

"Si hubiera ido al Barcelona, todos habrían dicho que es uno de los mejores jugadores del mundo", estimó el italiano Roberto Mancini, técnico del City cuando Silva llegó a Inglaterra.

En el Manchester City ha tenido quizás menos protagonismo, sobre todo en el plano europeo, pero su balance es en cualquier caso espectacular.

Además de su talento, su carácter le ha hecho ser especialmente querido en el vestuario.

"Es alguien que no habla mucho, que es un líder con su ejemplo. Es un competidor", subraya Guardiola.

El viernes, los aficionados no podrán aplaudirle en el Etihad Stadium para decirle adiós, pero seguro que le recuerdan durante mucho tiempo.

Guardiola incluso desea que, una vez que la pandemia se supere, pueda haber un partido para rendirle un merecido homenaje, con una ovación atronadora.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799