Al-Khelaifi y Valcke son juzgados en Suiza en un clima de tensión

Sin decir una palabra, el antiguo número 2 de la FIFA Jérôme Valcke y el presidente de beIN Media y del PSG Nasser Al-Khelaifi asistieron este lunes a la apertura de su juicio por un caso de derechos de televisión, en un clima envenenado por las sospechas de connivencia que rodean a la justicia suiza.

Los dos dirigentes pueden ser condenados hasta a cinco años de prisión en este juicio que se lleva a cabo hasta el 25 de septiembre en el tribunal federal de Bellinzona, al que llegaron este lunes por la mañana temprano acompañados de sus abogados.

El martes a partir de las 08h30 GMT deberían tomar la palabra en el Tribunal Federal de Bellinzona. Pero sus comparecencias, muy esperadas después de cinco años de escándalos en la FIFA, podrían no celebrarse si los tres jueces deciden que no continúe la audiencia.

- Proceso 'manchado' -

La defensa estimó este miércoles que el proceso estaba completamente "manchado" por otro caso: la revelación de encuentros informales entre el antiguo jefe de la fiscalía suiza Michael Lauber y el actual presidente de la FIFA, Gianni Infantino, por los que ambos están investigados por "obstruir procesos penales" y dieron lugar a tres recusaciones.

Estas denuncias "no tienen ninguna influencia en la validez" de las pruebas examinadas en Bellinzona, replicó Cristina Castellote, una de las representantes de la fiscalía, para quien la defensa busca aplazar las comparecencias para "apuntar a la prescripción".

La justicia le reprocha a Valcke, principal acusado, haber favorecido la cesión al gigante catarí beIN Media de los derechos audiovisuales para Oriente Medio y el Norte de África de los Mundiales 2026 y 2030 a cambio de "prebendas indebidas" de manos de Al-Khelaifi.

Según la acusación, el caso habría comenzado el 24 de octubre de 2013 con la promesa por parte del dirigente catarí de que compraría una villa en Cerdeña por cinco millones de euros (5,94 millones de dólares), y le concedería el uso exclusivo a Valcke y después le cedería la propiedad a todos los efectos dos años después "si se mantenía la confianza".

En contrapartida, sostiene la fiscalía, Valcke se comprometió a "hacer lo que estuviera en su mano" para que beIN se convirtiese en el difusor en esas regiones de los Mundiales-2026 y 2030: algo que se cumplió el 29 de abril de 2014, en un acuerdo que la FIFA no trató de deshacer después.

Desde el punto de vista judicial no se trata sin embargo de "corrupción privada": la acusación tuvo que abandonar ese término debido a un "acuerdo amistoso" a finales de enero entre la FIFA y Nasser Al-Khelaifi, cuyo contenido no ha sido revelado.

Ahora, Valcke deberá explicar por qué "conservó para él" unas prebendas "que debieron ir a parar a la FIFA".

Al-Khelaifi, antiguo jugador de tenis convertido en uno de los hombres más influyentes del fútbol mundial, responderá por su parte por "instigación a la gestión desleal", por la que se expone también a cinco años de prisión.

- Posible primer veredicto en Suiza -

En su segundo caso, Valcke deberá responder entre otros cargos por "corrupción pasiva repetida" y "gestión desleal agravada", junto al empresario griego Dinos Deris, de 63 años.

El antiguo periodista de Canal+ habría percibido 1,25 millones de euros, en tres pagos en 2013 y 2014, para favorecer la concesión en Grecia e Italia de los derechos audiovisuales de varios Mundiales.

Parte denunciante en los dos casos, la FIFA reclama "entre 1,6 millones y 2,7 millones de dólares" a Valcke por haber disfrutado durante 18 meses de la Villa Bianca. Además solicita 1,48 millones de dólares a su antiguo secretario general y a Dinos Deris.

Si el proceso llega a su término, se tratará del primer veredicto pronunciado en Suiza, sede de la mayoría de organizaciones deportivas internacionales, sobre la veintena de procesos abiertos desde hace cinco años en torno a la FIFA.

En abril, el tribunal penal federal fue obligado a cerrar un proceso iniciado en marzo por sospechas de corrupción en la atribución del Mundial-2006 a Alemania; primero aplazado por el covid-19, este caso que implica al antiguo 'Kaiser' del fútbol Franz Beckenbauer acabó prescribiendo.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799