Duro inicio de ciclo para Venezuela bajo el mando del portugués Peseiro

"Vengo con un objetivo: Catar-2022", dijo el portugués José Peseiro al ser presentado como entrenador de la selección de fútbol de Venezuela. Su debut con una inapelable derrota 3-0 ante Colombia, ocho meses después, dejó claro que alcanzar la meta no será sencillo.

La Vinotinto ofreció una pobre imagen en el inicio de la clasificatoria mundialista sudamericana, desbordada en defensa e inoperante en ataque.

El marcador, de hecho, pudo ser más abultado, pero por fortuna para Peseiro y los suyos el equipo de Carlos Queiroz pareció darse por satisfecho con los goles de Duván Zapata (16) y Luis Fernando Muriel (26 y 45+3) y prefirió bajar el ritmo, manejar su ventaja y sustituir a futbolistas como Juan Guillermo Cuadrado para resguardarlos.

"Perdimos este partido, pero vienen más partidos y esto no nos va a impedir tener la ambición de estar en el Mundial", expresó Peseiro en rueda de prensa, a manera de consuelo, luego del cotejo en el Estadio Metropolitano de la ciudad colombiana de Barranquilla.

El martes, esta vez como anfitriona, Venezuela volverá al ruedo enfrentando a Paraguay.

Será una oportunidad de corregir para el técnico de 60 años, que asumió la dirección técnica de la Vinotinto en febrero pasado en lugar de Rafael Dudamel.

Su contratación rompió un largo período de entrenadores venezolanos en el banquillo vinotinto, con Richard Páez (2001-2007), César Farías (2008-2013), Manuel Plasencia (2014), Noel Sanvicente (2014-2016) y Dudamel (2016-2020). El último extranjero había sido el argentino José 'Pato' Pastoriza (1998-2001).

- "Ingenuos" -

"Hemos sido muy ingenuos (...). Estábamos muy mal parados en las transiciones", reconoció el capitán del equipo, el mediocampista Tomás Rincón, en declaraciones postpartido.

Rincón, del Torino de Italia, y Yangel Herrera, del Granada de España, tenían un papel fundamental en la puesta en escena de Peseiro.

Dudamel solía acompañarlos en competiciones oficiales con un '5' en un esquema de juego con tres volantes de primera línea, pero Peseiro decidió dejarlos solos para incluir un futbolista extra de corte ofensivo, siendo Jefferson Savarino el elegido. La idea, más atrevida en el papel, falló, puesto que Rincón y Herrera no fueron capaces de crear sociedades con Savarino para generar fútbol.

Y tampoco rindieron a su mejor nivel a la hora de arropar a sus compañeros en la defensa, que naufragaron.

Venezuela, además, debió hacer frente a bajas importantes como la del delantero Salomón Rondón, su máximo anotador histórico con 30 goles.

El club de Rondón, el Dalian Pro chino, se negó a liberarlo por las excepciones que la FIFA aceptó a raíz de la pandemia de covid-19 en la obligación de los equipos a prestar a sus futbolistas a las selecciones en las fechas para partidos internacionales oficiales.

El mediocampista Junior Moreno, habitual socio de Rincón y Herrera, tampoco fue cedido por el estadounidense DC United; mientras que el central Mikel Villanueva, que tenía buenas opciones de ser titular, sufrió una lesión en el último entrenamiento previo al encuentro.

- Deuda -

Ni Venezuela ni Peseiro han tenido el honor de estar en una Copa del Mundo.

Venezuela es el único país de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) que no ha clasificado a un Mundial absoluto, aunque sí ha estado presente en categorías Sub-20 (con un subcampeonato en 2017 como pico más alto) y Sub-17.

Por su parte, Peseiro, exentrenador de clubes como Nacional de Madeira, Sporting de Lisboa o Oporto, se quedó corto en su única experiencia anterior como seleccionador con Arabia Saudita (2009-2011).

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799