Un Liverpool a medio gas vence por 2-0 al modesto Midtjylland danés

El Liverpool derrotó por 2-0 al modesto Midtjylland danés en partido de la segunda jornada del grupo D de la Liga de Campeones, un resultado que permite a los Reds liderar la llave con 6 puntos.

Tras una primera parte muy discreta, el portugués Diogo Jota (55) y el egipcio Mohamed Salah en el descuento (90+3) fueron los autores de los goles del campeón inglés.

"Ha sido un partido muy complicado, muy caótico. Ellos se han organizado de manera muy inteligente. Pudimos haber marcado más goles, pero fue una batalla hasta el final", señaló tras el partido el técnico del Liverpool Jürgen Klopp.

El Liverpool ofreció una cara muy diferente a la habitual estilo 'Rock and Roll' impuesto por su técnico alemán, que decidió prescindir de inicio de su tridente ofensivo Mané-Salah-Firmino, para formar una delantera con Diogo Jota, el japonés Minamino y el belga Origi.

Ante un equipo danés que apenas se atrevió a pisar cancha contraria y privado de sus principales referentes ofensivos, el Liverpool no encontró la manera de romper la defensa rival ni procurarse ocasiones para marcar.

No fue hasta la segunda parte cuando los 'Reds' lograron encontrar la falla en el entramado defensivo de los daneses, con una gran triangulación entre Trent Alexander-Ardold, el mejor de los locales, y el suizo Xerdan Shaqiri, que culminó con el centro del lateral inglés y el remate en boca de gol de Diogo Jota (55).

La entrada tras el gol de Mané y Salah (por Origi y Minamino respectivamente) y después de Firmino (por Jota) permitió a los ingleses conservar la ventaja adquirida ante un rival que nunca se creyó capaz de llevarse algo positivo del mítico Anfield.

- Fabinho lesionado -

Y en el descuento llegó la sentencia de Salah, transformando un penal cometido sobre él mismo.

Con 6 puntos en dos jornadas, el Liverpool lidera la llave, con dos puntos más que el Atalanta y cuatro sobre el Ajax, después de que italianos y holandeses empatasen 2-2 en su encuentro disputado en Bérgamo.

La nota negativa para los Reds fue la lesión del brasileño Fabinho, llamado a ser el sustituto del holandés Virgil van Dijk en el centro de la defensa, que se retiró a la media hora de juego.

"Era lo último que nos faltaba", lanzó Klopp con un gran suspiro. "Ha notado algo en los aductores y eso nunca es bueno. Dijo que no le dolía mucho y que podía continuar, pero para esprintar y en su puesto era algo imposible. Tendremos que hacerle pruebas, pero no pinta bien", concluyó.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799