Bahia derrota 1-0 a un osado Unión en la ida de octavos de Sudamericana

El brasileño Bahia derrotó por la mínima y de penalti este martes a un osado e incómodo Unión de Argentina, en duelo de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana-2020.

El delantero Gilberto convirtió en el 78' un penalti que provocó hábilmente Rossi ante el arquero Moyano.

El gol alivió a los brasileños, que volvieron a mostrar una débil defensa y en varios momentos del partido se vieron asfixiados por los 'tatengues' en el Arena Fonte Nova, su feudo de Salvador.

El duelo de vuelta, que promete ser muy intenso, se disputará el martes 1 de diciembre en Santa Fe.

El vencedor se enfrenará en los cuartos de final con el ganador de la serie entre Vasco da Gama (BRA) y Defensa y Justicia (ARG).

La noche había arrancado mal para el tricolor bahiano, sin su técnico Manu Menezes, que horas antes del partido dio positivo al coronavirus.

Los brasileños trataron de sobreponerse y salieron con más ímpetu, tocando el balón y buscando profundidad para sorprender a los argentinos. Se acercaron varias veces al arco rival, pero Sebastián Moyano les paró los pies sin mayores problemas.

Los 'tatengues', convertidos en el equipo revelación del torneo tras eliminar a pesos pesados como Atlético Mineiro (BRA) y Emelec (ECU) en su segunda participación continental, volvieron a mostrar que son un equipo sin complejos, y fueron haciéndose fuertes con el paso de los minutos a punta de unidad, concentración y presión.

Supieron neutralizar al volante ofensivo Daniel, que suele abrir mucho juego y crear peligro, y abrieron espacios en la defensa brasileña, el punto débil de los de Menezes, convertidos en el equipo más goleado del Brasileirao.

Y si los de Juan Manuel Azconzábal no se adelantaron en el primer tiempo fue gracias a la providencial intervención del portero de los bahianos, Douglas Friedrich, que cerca del final desvió con la ayuda del larguero un cabezazo lleno de veneno y atajó con solvencia un trallazo desde el borde del área grande.

- Triple cambio -

En el segunda mitad, Unión salió con el mismo afán, pero mejor posicionado. Se hizo con el dominio del juego, avanzó líneas, impuso un cerco en los bahianos, y otra vez Friedrich le tuvo que sacar las castañas de fuego.

Hastiado del juego apagado y descentrado del tricolor, Claudio Prates, el reemplazo de Menezes, hizo un triple cambio hacia el 60' que le imprimió una dinámica más ofensiva.

Y equilibró el juego en el centro del campo. Los brasileños intentaron sofocar entonces a los argentinos, y desaprovecharon un poderoso contrataque que terminó en error de Rossi por la banda derecha. También Márquez, por los argentinos, erró un balón cuando estaba desmarcado frente a Friederich.

Pero el punto de giro llegó cerca del final, con el penal provocado por Rossi. Tras el gol, los bahianos lograron mantener un resultado, aunque apretado, valiosísimo.