Barrilete, música y aplausos en el adiós a Maradona en canchas argentinas

Un minuto de aplauso y no de silencio, con suelta de un gran globo pintado como pelota de fútbol y música a todo volumen fue el sábado el primer homenaje en una cancha argentina a Diego Maradona, fallecido el miércoles a los 60 años de una crisis cardíaca.

Desde los altavoces del estadio de Racing, en la ciudad de Avellaneda, al sur de Buenos Aires, sonaron a todo trapo los acordes de un tema del músico cuartetero (tonada cordobesa) Rodrigo, la canción más popular de las dedicadas al excapitán albiceleste.

Versos como "en un potrero forjó una zurda inmortal", "su sueño tenía una estrella llena de gol y gambetas" y "en una villa (asentamiento) nació, fue deseo de Dios, y sobrevivir a una humilde expresión, y enfrentar la adversidad" emocionaron a los jugadores de Racing y de Unión, que aplaudieron más de un minuto.

Los dos planteles salieron al campo con la camiseta de la selección, el 10 en la espalda y el apellido Maradona, arriba de las de sus respectivos conjuntos. La entrada en calor se hizo mientras sonaba la canción "Life is life", del grupo Opus.

En las redes sociales se viralizó un video en el que Maradona realizaba piruetas con la pelota antes de una final por la Copa UEFA en 1989, mientras por los altavoces del estadio se escuchaba esa canción de Opus.

Los jugadores de ambos equipos formaron una ronda en el círculo central y vieron como el gran globo se llevaba en la cola a un cometa con los colores albicelestes y el número 10, homenaje al 'barrilete cósmico' con el cual el relator Victor Hugo Morales lo hizo entrar en la historia.

Así lo bautizó el periodista cuando Maradona anotó uno de los mejores goles de la historia de los mundiales, una asombrosa apilada de más de 50 metros, el segundo a Inglaterra (2-1) en semifinales de México-1986, copa ganada por Argentina.

- Lágrimas por el ídolo -

En la ronda que se realizó en el círculo central se vio muy emocionado al volante racinguista Walter Montoya, que no pudo contener las lágrimas mientras se realizaba el homenaje.

"Yo lo vi (jugar) muy poco a Diego, tuve la suerte y el placer de conocerlo cuando jugamos contra Gimnasia (el año pasado). Se fue un grande, no hace falta decir mucho más, todas las palabras quedan chicas", expresó Montoya.

Racing, a quien Maradona dirigió como DT sin éxito en 1995, se enfrenta a Unión ya sin posibilidades de clasificarse a la próxima ronda de la Copa de la Liga que ha pasado a llamarse desde este fin de semana Diego Maradona.

En una jornada gris y desapacible, otro momento singular se vivió en el porteño barrio de Liniers, donde Vélez recibió a Gimnasia y Esgrima, el club que era entrenado por Maradona.

Varios de los jugadores que fueron dirigidos en Gimnasia por Maradona se mostraron muy emocionados y al borde del llanto antes del cotejo, mientras se realizaba sobre el terreno del estadio José Amalfitani un reconocimiento similar al que se hizo en Racing.

Jorge 'Fatura' Broun, el arquero de Gimnasia, estrenó una franja amarilla en el pelo, similar al mechón que Maradona se había teñido hace 25 años, cuando volvió a jugar en Boca.

El viernes, Gimnasia se quedó sin cuerpo técnico, ya que tras la muerte del ídolo renunció Sebastián Méndez, su principal asistente.

Otros tributos muy similares se irán cumpliendo en el resto de la quinta fecha.