Zidane y una apuesta a todo o nada

Partido a todo o nada para Zinédine Zidane: el Real Madrid, que siempre se ha clasificado para los octavos de la Champions desde 1997, recibe el miércoles al líder del grupo B, el Borussia Monchengladbach, en busca de su pase.

Zinedine Zidane, muy cuestionado tras la derrota 2-0 contra el Shakhtar Donetsk la pasada semana, pero que siempre suele sacar lo mejor de sí mismo cuando está contra la espada y la pared, tomó algo de aire con la victoria 1-0 sobre el Sevilla el sábado en Liga.

Pero ahora debe conseguir meter al Real Madrid en los octavos de final de la Champions si no quiere que tiemble más su posición o, eventualmente, perderla.

Una victoria daría el pase automático a octavos, pero un empate también podría valer si el Shakhtar cae en San Siro contra el Inter de Milán, mientras que una derrota supondría la eliminación segura.

- Zidane no es 'intocable' -

Y en este caso, Zidane podría ver acortarse su segundo mandato al frente del banquillo merengue: "nunca he pensado que soy intocable, nunca, ni como jugador, ni como entrenador, ni como persona", dijo el viernes Zidane en rueda de prensa.

"Siempre hemos tenido momentos complicados y han llegado las críticas, y ahora es lo mismo, ¿más fuertes? puede ser, pero yo pienso en positivo", añadió Zidane, asegurando sentirse "fuerte para encontrar soluciones con mis jugadores", aseguró.

Zidane todavía debe tener en la cabeza el partido de ida en Alemania, donde el Real Madrid caía 2-0 en el minuto 87 frente al modesto 'Gladbach', cuando Karim Benzema, a pase de Casemiro (87), y luego el brasileño (90+3), arrancaron un inesperado empate.

"Es importante para el partido que viene, era importante para nosotros sumar, volver a hacer un buen partido. Ha sido un momento un poco complicado últimamente, así que hoy hay que disfrutar y pensar en el próximo partido", dijo Zidane el sábado tras ganar al Sevilla.

Zidane ya había logrado enderezar el rumbo 'in extremis' la pasada temporada: el 6 de noviembre de 2019, amenazado de destitución, según la prensa española, y obligado a ganar al Galatasaray en Champions... sus hombres golearon 6-0 y después encadenaron 21 partidos oficiales sin perder.

- La vuelta de Ramos -

El éxito conseguido en Sevilla el sábado fue balsámico para Zidane, que deberá, no obstante, arreglárselas sin Fede Valverde, y, sobre todo, sin el delantero belga Eden Hazard, otra vez lesionado, en el muslo derecho esta vez.

Para esta 'final', Zidane podrá contar con su capitán y auténtico líder en el terreno de juego Sergio Ramos.

Tocado "en el bíceps femoral de la pierna derecha" en la victoria 6-0 de España sobre Alemania el 19 de noviembre, Ramos ha necesitado dos semanas y media para volver, pero podrá estará para ayudar a enderezar el rumbo de su equipo.

"Vuelve para la 'final'", tituló el lunes en primera el diario Marca, el diario más vendido de España, con una foto de Ramos entrenando.

Mientras los aficionados esperan que se oficialice la renovación de su contrato con el Real Madrid, Ramos, a pesar de su lesión, ha estado presente en estas tres últimas semanas junto a sus compañeros y su amenazado entrenador.

"Los jugadores lo que quieren es competir, jugar y siempre me han demostrado su cariño", decía el viernes Zidane, para el que "lo más importante es que nosotros, juntos, vamos a sacar esto adelante".

De una 24ª clasificación consecutiva para octavos de final de la Champions dependerá sin duda el futuro de un Zidane impulsado por el desafío en el banquillo merengue.