Benzema mete al Real Madrid en octavos de la Champions

El Real Madrid, impulsado con un doblete de Benzema, se metió este miércoles en los octavos de final de la Champions al imponerse 2-0 al Borussia Mönchengladbach, que también se clasificó.

El delantero francés abrió el marcador de cabeza (9), antes de repetir con un nuevo testarazo (32) para arrebatar el liderato del grupo B al conjunto alemán.

El equipo blanco entrará como primero de grupo en el bombo de octavos por primera vez con Zidane como entrenador.

"Esta noche hemos hecho un gran partido, nuestra victoria es merecida y el primer puesto también", afirmó Zidane en rueda de prensa.

Pese a la derrota, el 'Gladbach' se clasificó también para la siguiente fase como segundo de la llave, por delante del Shakhtar Donetsk que empató este miércoles 0-0 con el Inter de Milán.

"Este es un gran éxito para el club", aseguró el técnico del club alemán, Marco Rose.

El Real Madrid llegaba al encuentro necesitado de victoria para evitar la debacle que hubiera supuesto quedar fuera de los octavos de final de la Champions por primera vez desde 1997.

Y de paso, el triunfo da más oxígeno a un Zinedine Zidane con cuya continuidad se especulaba en caso de desastre este miércoles.

"Salimos reforzados. Es importante para el míster y para nosotros, juntos hacemos un gran equipo", dijo Lucas Vázquez tras el partido.

El equipo blanco sacó su mejor cara para acabar anulando a un equipo alemán al que le costó llegar a la portería contraria en el estadio Alfredo Di Stéfano de la ciudad deportiva del Real Madrid.

Los merengues salieron con intensidad, presionando arriba para evitar la salida del Moenchengladbach y recuperar pronto en campo contrario.

- Benzema marca el camino -

El Real Madrid, dirigido por Luka Modric y Toni Kroos, movía el balón de un lado a otro, buscando romper por las bandas, especialmente por la derecha, donde Lucas Vázquez fue un dolor de cabeza para la defensa visitante.

El gallego puso un balón desde su banda al área que cabeceó Benzema a la red rival para abrir el marcador (9).

Con el marcador a favor, el equipo blanco siguió apretando arriba a un Borussia, que tendría que esperar al segundo tiempo para activarse y aprovechar el cansancio del equipo blanco para conseguir llegar más.

La buena defensa en bloque aplicada por el equipo blanco llevó al Borussia a intentar sorprender con rápidos contraataques como el culminado por Alassane Plea en un mano a mano con Thibaut Courtois que acabó con un disparo demasiado cruzado (24).

El 'Gladbach' sufría corriendo detrás del balón persiguiendo los pases del Real Madrid, que amplió su cuenta cuando apareció por la derecha Rodrygo poniendo un centro al área que Benzema cabeceó para poner el 2-0 (32).

El francés festejó de la mejor manera su récord como el extranjero que más veces ha vestido la camiseta blanca igualando la marca de Roberto Carlos con 527 encuentros.

El equipo merengue pudo haberse ido al descanso con un 3-0, pero el disparo raso ajustado al palo de Modric, lo sacó Sommer con una mano providencial (39).

- Sommer, el muro -

El centrocampista croata se multiplicó este miércoles desfondándose en ataque y ayudando en defensa.

El equipo blanco siguió manteniendo el control del juego tras el descanso, presionando arriba, aunque fue bajando de intensidad con el paso de los minutos.

Benzema rozó el triplete con un cabezazo que despejó Sommer (49), auténtico héroe de su equipo que evitó una mayor goleada, al oponer unas buenas manos a un disparo de Kroos (63) y a un cabezazo de Sergio Ramos (73), mientras Lucas Vázquez estrelló un balón en el palo (79).

En los últimos diez minutos, el Borussia se lanzó hacia adelante, pero el Real Madrid no perdió su organización defensiva, logrando gestionar el tiempo para llevarse la victoria y su billete a octavos de final.