"Defensa y Justicia quiere ser protagonista y dueño de su destino", dice DT Crespo

Defensa y Justicia puede cambiar la táctica sin perder su identidad, quiere ser protagonista y dueño de su destino, afirmó este viernes su entrenador Hernán Crespo, a 24 horas de la final de la Copa Sudamericana-2020, donde el 'Halcón' argentino se enfrentará a su compatriota Lanús.

"Más allá de la táctica y estrategia que podemos utilizar hemos demostrado en este camino que podemos jugar con defensa 3 o 4, con 2, 3 o 4 delanteros, lo que nunca se perdió es la identidad", dijo Crespo en una rueda de prensa en la ciudad de Córdoba (centro), donde el sábado se definirá en el estadio Mario Kempes el campeón del torneo.

Crespo afirmó que para contrarrestar la facilidad de gol de Lanús, su equipo sabe "qué es lo que propone" y que cuenta con el atacante príncipe Braian Romero que está pasando por "un momento extraordinario".

"Defensa y Justicia quiere ser protagonista, dueño de su propio destino, eso es o que queremos demostrar mañana independientemente de lo táctico", aseguró.

Sobre la final, la primera internacional que disputa el 'Halcón' en su historia, el entrenador consideró que se trata de "disfrutar del momento. Es disfrutar de jugar el partido de la mejor manera posible y el resultado será la consecuencia de todo eso, en eso estoy muy tranquilo", afirmó.

Señaló que el partido será "una gran oportunidad para demostrar quienes queremos ser y dónde nos queremos posicionar. Un trofeo, una medalla, fortifica, acrecienta".

El experimentado exdelantero que vistió la casaca de la selección argentina y jugó en varios equipos europeos con los que disputó numerosas finales, aseguró que disfruta de ver a sus entrenados en la cancha.

"Cuando jugué la final de la Libertadores siendo menor de 21 años era bastante inconsciente. Hoy, con otra edad, quizás disfruto más por los ojos, por verlos a ellos (los jugadores) dentro de la cancha"

Crespo, 45 años, resumió su larga trayectoria como jugador. "Siempre dije que me falta un casillero: haber jugado la final de una Copa del Mundo. Después, participé en la definición de una Copa América, de Libertadores, Champions y ahora, como entrenador, la Sudamericana. Para un amante del fútbol desde chiquito, como lo soy yo, ser parte de este evento es un orgullo", se entusiasmó.