Braian Romero, coronado rey del gol en la Copa Sudamericana

Braian Romero, delantero estrella de Defensa y Justicia, se convirtió este sábado en el máximo goleador de la Copa Sudamericana al anotar su décimo gol en el torneo, en la final en la que el 'Halcón' goleó 3-0 a Lanús y logró su primer título internacional.

Contaba el minuto 62, cuando el delantero del humilde club argentino de la localidad de Florencio Varela marcó con una sutil definición el 2-0 al hacerle un globito al portero de Lanús y encaminar definitivamente la victoria de Defensa.

Emocionado hasta las lágrimas, el goleador de 29 años festejó arrancándose la camiseta esmeralda y oro para lucir otra blanca sobre la que se leía "la gloria a dios", mientras sus compañeros y el DT Hernán Crespo se acercaban para fundirse en un abrazo.

Se trata del décimo gol de Romero en 9 partidos en la Sudamericana, una hazaña que le valió ser elegido por la Conmebol como el mejor jugador (MVP) de la final y que lo ha puesto en el radar de clubes de mayor renombre.

"Crespo fue muy importante, fue la primera vez que me dan tanta oportunidad", aseguró el jugador poco antes de recibir y besar su premio.

"El equipo juega alrededor mío, entonces yo puedo tener varias opciones de gol (...) Esto fue un equipo, por eso tantos goles", añadió.

El geolador llegó a Defensa y Justicia a mediados de 2020 como un refuerzo para el equipo de 'Valdanito' Crespo.

Proveniente de Independiente de Avellaneda, adonde había tenido poco rodaje, Romero se integró rápidamente como un nueve de llegada veloz, una cualidad que Crespo supo aprovechar para darle explosión al equipo.

"En la pandemia me tocó que no me tomen en cuenta para un llamado, fue un golpe duro, tuve que buscar club, tuve que elegir y estoy feliz por lo que elegí, dio sus frutos. Sabía que éste era el club", dijo tras el rotundo triunfo de Defensa y Justicia este sábado.

- "Milagro" -

Nacido en la provincia de Buenos Aires, se inició en las inferiores del modesto Acasusso para luego vestir las casacas de Colón, Argentinos Juniors, Independiente y el brasileño Athlético Paranaense antes de llegar a Defensa.

Su carrera pareció terminar en 2013 cuando le detectaron una grave enfermedad en los huesos que le provocaba fuertes dolores y dificultad para caminar por la que debió permanecer hospitalizado.

"Estuve un año parado y el doctor me dijo que no iba a poder jugar más al fútbol. Estuve sin caminar, con graves dolores en el ciático y también me detectaron artritis. En mi cabeza estaba muerto, porque estaba perdiendo lo que más amo", relató sobre aquella experiencia traumática.

Sin embargo, la medicina y la determinación personal posibilitaron su recuperación al punto de volver a las canchas al máximo rendimiento, lo que el jugador llama "un milagro".

"Luché mucho y he recibido un milagro de Dios, por eso estoy. Todos los goles que hago son para él", afirma Romero.

Integró el equipo que en 2017 devolvió a primera división a Argentinos Juniors (68 partidos, 22 goles) y ganó la Copa Suruga Bank de 2018 con Independiente, donde jugó 29 partidos y anotó 5 goles.

También obtuvo el campeonato estadual Paranaense, la Copa de Brasil 2019 y la Suruga Bank 2019 con el Athlético Paranaense (24 partidos, 3 goles).

Con Defensa y Justicia sufrió la frustración de la eliminación de la Copa Libertadores de 2020 cuando al 'Halcón' se le escapó el pase a octavos en el último minuto al caer (2-1) frente al Santos, hoy finalista del torneo.

Pero este sábado en Córdoba, el goleador y el humilde Defensa y Justicia se tomaron revancha e inscribieron su nombre entre los campeones de un torneo continental.