Koeman no ve preocupados a sus jugadores por la delicada economía del Barcelona

El técnico del Barcelona, Ronald Koeman, aseguró este martes no ver preocupados a sus jugadores por la delicada situación económica del club, tras hacerse pública la deuda de 1.173 millones de euros (1.426 millones de dólares) del club azulgrana.

"Los he visto concentrados, metidos en nuestro trabajo y no los he visto preocupados por este tema", dijo Koeman al ser preguntado en rueda de prensa si podría afectar al rendimiento la tensa situación económica del club.

El Barça hizo público el lunes la memoria económica de la temporada 2019/2020 que desvela que tiene una deuda de 1.173 millones de euros (1.426 millones de dólares), de los que 730,6 millones de euros (887,6 millones de dólares) es deuda a corto plazo.

En esa deuda están incluidos pagos pendientes a otros clubes por el fichaje de jugadores, una cantidad que ascendería a 196 millones de euros (238,4 millones de dólares) a largo plazo.

Así, el Barça tendría pendiente todavía el pago a largo plazo de 48 millones de euros (58,3 millones de dólares) al Ajax por Frenkie de Jong o de 52,8 millones (64,2 millones de dólares) a la Juventus por Miralem Pjanic.

Incluso tendría pendientes pagos por jugadores que ya no están en el equipo como 13,5 millones de euros (16,4 millones de dólares) a largo plazo a Gremio por Arthur Melo, ahora en la Juventus.

Frente a esto, el Barça tendría pendiente de cobro por parte de otros clubes 108,7 millones de euros (132 millones de dólares).

- 97 millones de pérdidas -

La memoria económica 2019/2020 confirma unas pérdidas de 97 millones de euros (114 millones de dólares) por la pandemia como ya había adelantado el club en octubre.

El equipo azulgrana ingresó 855 millones de euros (1.000 millones de dólares), 203 menos de los 1.047 millones de euros (1.234 millones de dólares) previstos inicialmente.

"El Barcelona es uno de los clubes grandes que más está sufriendo por la covid-19, no hay público, no hay turismo, pero todos los equipos grandes tienen números malos", afirmó Koeman.

La delicada situación financiera del club habría llevado a que el Barça haya aplazado a febrero el pago de salarios a jugadores previsto inicialmente para diciembre, según algunos medios españoles.

"No sé si es verdad, a veces salen cosas en la prensa que no son verdad, tengo que preguntarlo y antes no puedo contestar", dijo Koeman.

El Barcelona es uno de los equipos con mayor masa salarial del continente, que ascendió a 391,6 millones de euros para el primer equipo del Barça en la pasada temporada.

Según la radio Cope, en diciembre "los futbolistas no han recibido lo que tenían que pagarles, con rebaja salarial incluida".

Los jugadores habían llegado a un acuerdo con el club en noviembre pasado para una rebaja salarial de 122 millones de euros (145 millones de dólares) para la actual temporada.

A esta rebaja se añadió "el diferimiento durante 3 años de las retribuciones variables de esta temporada, presupuestadas en una cifra aproximada de 50 millones de euros (59,7 millones de dólares)".

Según algunos medios locales, el Barça habría tenido que solicitar un crédito para pagar estos salarios en febrero.