Pará, el último campeón del Santos, fantasea con esculpir su nombre en la Libertadores

Es un veterano en un Santos muy juvenil y el único campeón de la Libertadores 2011 que aún se viste de albinegro. Dueño de la banda derecha, Pará fantasea con alzar una nueva Copa para entrar en el selecto grupo de los brasileños más ganadores del torneo americano.

"Estoy muy feliz. Puedo ganar mi tercera Libertadores [dos de ellas con Santos] y vamos a luchar mucho por eso. El juego será dificilísimo", dice a la AFP el lateral de 34 años en la antesala de la final del sábado, cuando el Peixe enfrentará al Palmeiras en el legendario Maracaná de Rio de Janeiro.

"Palmeiras es un gran equipo, con jugadores de selección. No hay favorito. Son dos camisas pesadas del fútbol brasileño y mundial", agregó.

Marcos Rogério Ricci Lopes, Pará, es el hombre de la experiencia y los pergaminos en el Peixe que dirige Alexi Stival "Cuca". Estuvo junto a Neymar cuando los paulistas derrotaron al uruguayo Peñarol y se embolsillaron su tercera Libertadores tras casi medio siglo de sequía internacional.

"Tengo recuerdos de mucha alegría, de fiesta en el vestuario, pero también de mucho trabajo, dedicación y empeño durante la temporada. En aquella época, el equipo tenía jugadores fuera de serie que cambiaban los partidos. Hoy también tenemos ese tipo de jugador. Espero que se repita", señala.

Una década después de aquel triunfo, el zaguero está a una victoria de entrar al mismo salón donde moran Pelé, Gilmar o Coutinho, y los demás de esa inolvidable camada que ganó dos Libertadores (1962 y 1963) con Santos.

Incluso de obtener el acceso a una sala aún más lujosa, esa donde conversan Vítor, Ronaldo Luiz, Fabiano Eller o Palinha, el cuarteto de brasileños que ganaron tres títulos de la principal competición de clubes de América.

"Sería un sueño... Dejar mi nombre en la historia del fútbol, del Santos, es un objetivo. Estamos trabajando y concentrados para que eso suceda, pero lo importante es que el equipo salga campeón. Las conquistas individuales vienen con el buen trabajo en equipo, y en eso el Santos es fuerte", explica.

- Por el tetracampeonato -

Pará fue el marcador derecho en la fase de grupos del Flamengo campeón de 2019. Aunque no festejó en Lima porque regresó antes al once paulista, el 'Fla' lo reconoce oficialmente como campeón de aquella contienda.

Si vence en Rio, él llegaría a tres copas y el Peixe a cuatro, lo que lo convertiría en el primer tetracampeón brasileño de Libertadores.

"Poner el nombre en la historia del club como tetracampeón sería sensacional. Vamos a luchar mucho por eso, pero como dije, el adversario es muy difícil. No será fácil", apunta Pará sobre un Palmeiras al que no pudieron vencer en los dos duelos del Brasileirao: empate 2-2 en diciembre y derrota 2-1 en agosto.

Próximo a cumplir 35 años, Pará empezó su carrera profesional en el Santo André de la segunda división brasileña. Dos años después, debutó en primera con el Peixe, y luego tuvo idas y vueltas con el Santos y pasos por Gremio y Flamengo.

Al lado del portero Vladimir (31 años) y Marinho (30) es el hombre de más experiencia en un elenco donde se consolidan promesas como el artillero Kaio Jorge, el zaguero Lucas Veríssimo o el atacante venezolano Yeferson Soteldo.

La grave lesión del capitán, el uruguayo Carlos Sánchez (36), los salarios atrasados y la sanción que impide fichar jugadores, sumados a una pandemia inclemente, pudieron formar un cóctel explosivo que detonase en cualquier momento de la temporada en la sede de la ciudad portuaria.

Pero la unión del grupo, que todos al unísono llaman familia, tiene a flote un barco que navega a todo vapor hacia la gloria americana.

"Intento enfocarme dentro del campo, dentro de mi trabajo, y las cosas fluyen normalmente", asegura, sin pensar, de momento, en el retiro.