Palmeiras gana la Copa Brasil ante Gremio y cierra una gran temporada

El Palmeiras se hizo este domingo con la Copa Brasil, tras derrotar por 2-0 al Gremio en el partido de vuelta de una final que culminó con un global de 3-0, para cerrar una fructífera temporada en la que también levantó la segunda Copa Libertadores de su historia.

El delantero Wesley abrió el marcador a los 52 minutos, al culminar con la zurda una soberbia jugada que arrancó de la línea defensiva del 'verdao'.

En el 84, el mediocampista Gabriel Menino puso el broche final a un partido dominado por los paulistas, con un gol también de zurda que se coló por debajo de las piernas de Paulo Víctor.

Necesitado de revertir el 1-0 en su contra en el partido de ida en Porto Alegre, Gremio salió a presionar en los primeros minutos y creó cierto peligro con su pareja de ataque formada por Diego Souza y Pepê, secundados por el volante ofensivo Alisson.

Pero los del portugués Abel Ferreira se pusieron rápidamente las pilas, equilibraron las fuerzas y terminaron dominando el primer tiempo, que terminó sin goles.

El atacante local Rony dispuso de la mejor ocasión de la primera parte: se escapó desmarcado tras una asistencia desde el centro del campo, pero su disparo tardío fue bloqueado por el defensa Paulo Miranda.

Poco después, Raphael Veiga fue autor de un gol anulado por el VAR.

En el segundo tiempo, Renato Gaúcho mantuvo el mismo once inicial en el 'tricolor' de Porto Alegre, aunque pasados unos minutos hizo algunos retoques para potenciar su ataque.

Pero ya no había nada que hacer. El volante Felipe Melo capitaneó el sistema defensivo del 'verdao', al tiempo que contribuyó a abrir espacios en los cada vez más aturdidos visitantes.

Tras el gol de Wesley, siguió presionado, pese a que ya acariciaba la cuarta Copa de Brasil de su historia.

Ferreira hizo tres cambios, entre ellos el del centrocampista Menino, quién a seis minutos del final recogió un balón cedido por Willian, dribló y con su zurda disparó con potencia al fondo de las mallas.

Con su victoria, Palmeiras cierra una gran temporada, en la que además se hizo con la Copa Libertadores (también con Ferreira en el banquillo) y el Campeonato del estado de Sao Paulo.

En el Mundial de Clubes quedó cuarto y en el Brasileirao terminó en séptima posición.

El ganador de la Copa de Brasil tiene derecho a un cupo en la Libertadores. Palmeiras ya tenía boleto a la fase grupos como vigente campeón de la máxima competición continental.

Gremio, al perder al final la Copa de Brasil, deberá disputar la segunda ronda de la fase previa: el miércoles se enfrentará en la ida con el peruano Ayacucho.