Leonardo-Pochettino, la conexión de Brasil y Argentina para dar gloria al PSG

El París Saint Germain se ha puesto en manos de un brasileño y de un argentino para buscar la gloria. Entre Leonardo, director deportivo del club, y Mauricio Pochettino, entrenador del equipo desde hace dos meses, intentarán acercar al PSG al título que le falta, la Liga de Campeones.

Junto a ellos todo un elenco de jugadores brasileños y argentinos, como Neymar, Marquinhos, Rafinha Alcantara, por un lado, y Angel Di Maria, Leandro Paredes y Mauro Icardi, por el otro.

El primer compromiso llega el miércoles con el duelo de vuelta de octavos de final contra el Barcelona, en el Parque de los Príncipes, después del triunfo como visitante en el Camp Nou, en la ida, por 4-1.

Leonardo Nascimento de Araujo nació hace 51 años en Niterói, y ha sido jugador del PSG (1996/1997) antes de ser director deportivo del club en dos ocasiones (2011/2013) y desde 2019.

En diciembre decidió prescindir del alemán Thomas Tuchel, para dar paso a Pochettino, santafesino, de 49 años, que fue jugador del PSG entre 2001 y 2003 y que llega precedido de una buena labor en el Tottenham, con el que fue finalista de Champions en 2019.

"Hemos conectado rápidamente con Leonardo. Hemos tenido una buena sintonía, hemos tenido conversaciones muy largas en las cuales las visiones son bastante parecidas", afirma Pochettino a la AFP.

"Está claro que yo ya conocía el PSG y eso también hizo un poquito más fácil el transmitirme sus ideas. Sabiendo que se trata de una circunstancias especiales y una situación muy difícil, haciendo un esfuerzo muy grande por esa situación especial, asumiendo esa responsabilidad en conjunto, para hacerlo de la mejor manera posible y competir para alcanzar los objetivos del club", añade.

- Presión de Champions -

El argentino afirma que Leonardo no le metió presión para ganar la Champions, una competición que se resiste al PSG y en la que fue finalista en la edición de 2020, cayendo ante el Bayern Múnich.

"No, en ningún momento me dijo que había que ganar la Champions. Cuando tú asumes una responsabilidad, el objetivo es ganar cada partido y cuando estás en el PSG es ganar cada partido. La gente de fútbol y en este caso Leo, que tiene tanta experiencia, cuando toma la decisión de hacer un cambio en mitad de temporada, la exigencia es siempre ganar, pero en ningún momento me ha exigido que hay que ganar. Creo que todo cuerpo técnico necesita tiempo, pero eso ya está dentro de todo lo que todos sabemos", indica.

"Cuando asumimos sean las circunstancias que sean cuando cojamos el equipo que lleguemos siempre vamos a pensar que nuestra mentalidad es competir y ganar y eso está en nuestro ADN", explica.

"Yo ya conozco el PSG, ya conozco la responsabilidad de un cargo como éste en el que solo sirve ganar, pero también la coherencia es importante aplicarla, que todo cuerpo técnico necesita trabajo, necesita tiempo, necesita que los jugadores se adapten a una nueva filosofía y que nosotros también nos adaptemos a ellos y que nos vayamos conociendo con el tiempo", explica.

Uno de esos jugadores que debe adaptarse al cambio de entrenador es una de las estrellas del equipo, el brasileño Neymar.

"A los artistas hay que darles libertad para crear, pero también, a su vez, algunas premisas dentro del juego colectivo, donde puedan extenderse mucho más a través del talento", afirma Pochettino, cuando se le pregunta si a Neymar hay que darle muchas consignas o dejarle libertad para que se exprese.

"Hay cosas que son colectivas, en el juego, que los genios también tienen que respetar y tener un compromiso, pero sobre todo tienen que sentir que pueden tener la libertad de crear porque tienen ese talento, que no se puede coartar en un jugador como Neymar", concluye.