París SG y Liverpool desactivan las remontadas y ya están en cuartos

El París SG y el Liverpool desactivaron los intentos de remontada de Barcelona y RB Leipzig y se clasificaron este miércoles para los cuartos de final de la Liga de Campeones, uniéndose a Borussia Dortmund y Oporto, que lo hicieron el martes.

En el Parque de los Príncipes, con el nuevo presidente del Barcelona, Joan Laporta, en el palco, los azulgranas jugaron un buen partido e hicieron sufrir en muchos momentos al PSG, pero el 4-1 encajado en la ida en el Camp Nou fue un obstáculo insalvable.

"Estamos eliminados, que es lo que cuenta en nuestro deporte, pero con buenas sensaciones porque tuvimos posibilidades de ponérselo más complicado a nuestro contrario", destacó el técnico azulgrana Roland Koeman a la televisión Movistar.

- Navas ataja un penal a Messi -

El PSG, además, se adelantó con un gol de Kylian Mbappé de penal (30), pero Leo Messi puso el 1-1 (37) y justo antes de la pausa tuvo un penal para haber dejado abierta la eliminatoria, pero Keylor Navas detuvo el disparo del argentino (45+2).

El penal fallado pareció actuar de anestesia para un Barcelona que a la vuelta del descanso bajó las revoluciones de su juego, ante un PSG que se estuvo mejor asentado en el campo.

En el último cuarto de hora, Koeman refrescó el equipo y el Barça volvió a dar un punto de intensidad a su juego para poner cerco a la portería del PSG, pero el marcador ya no se movería.

"La primera parte creo que pensamos demasiado, pensamos no en el juego sino en la clasificación", lamentó por su parte Mauricio Pochettino. "Había demasiada influencia negativa, había que pensar en el juego y olvidar esa influencia negativa", añadió el técnico parisino, que destacó también el "enorme partido" de Keylor Navas.

- Goles de Salah y Mané -

En Budapest, por su parte, los hombres de Jürgen Klopp olvidaron sus penas en el campeonato local para seguir avanzando en Europa gracias a los goles de sus dos grandes estrellas, el egipcio Mohamed Salah (70) y el senegalés Sadio Mané (74).

"Es un gran resultado para nosotros", declaró tras el partido Salah a las cámaras de Sky Sports.

"Hemos perdido algunos partidos en la Premier League, el equipo no está en su mejor momento, pero queremos luchar por la Liga de Campeones", añadió.

El 0-0 de los primeros 70 minutos no fue el fiel reflejo de un partido vibrante y lleno de alternativas y ocasiones de gol para ambos equipos.

Los dos arqueros, Alisson Becker por los ingleses y Peter Gulacsi por los germanos, fueron los artífices de que no hubiera goles en la primera hora de juego.

Alexander Sorloth dio el último susto a los 'Reds' con un remate que se estrelló en el larguero (65), cinco minutos antes de que Salah abriese al fin el marcador, culminando una contra con un zurdazo pegado a la base del palo (70).

Ese gol obligaba al Leipzig a anotar tres en apenas 20 minutos para clasificarse, una misión casi imposible.

Los alemanes acusaron el golpe y apenas cuatro minutos después Sané sentenció con un remate de volea a centro de Divock Origi (74).

- Relevo generacional -

Llegado al ecuador de las eliminatorias de octavos de final, el desenlace de los primeros duelos ha confirmado que el fútbol europeo se encuentra ante un relevo generacional.

Los dos jugadores que han ocupado el trono en la última década, el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo ya están fuera de la competición, quedando lejos un año más de la lucha por el título europeo.

CR7 estuvo transparente en toda la eliminatoria contra el Oporto y no ayudó a la Juventus a evitar la eliminación.

Messi tuvo algo más de protagonismo e incluso este miércoles marcó un golazo desde fuera del área contra el París SG, pero justo antes de la pausa falló un penal ante Keylor Navas, que hubiera puesto por delante en el marcador al Barcelona y haber hecho soñar a los hinchas azulgranas con una nueva remontada histórica, tras el famoso 6-1 de 2017 (después de perder 4-0 en en París).

Estas primeras eliminatorias, además, han visto la eclosión de dos de los jugadores llamados a tomar el relevo en los próximos años: Kylian Mbappé dejó tocado de muerte al Barcelona con un triplete en el Camp Nou (4-1) y fue el autor del gol parisino en la vuelta y el noruego Erling Haaland se bastó el solo para eliminar al Sevilla, al que marcó cuatro goles en dos partidos (3-2 y 2-2).

Haaland encadena los récords en la 'Champions': primer jugador en marcar cuatro dobletes consecutivos, jugador más joven en alcanzar los 20 goles en al competición (20 años) superando a Mbappé y el delantero que menos partidos ha necesitado para alcanzar esa cifra, apenas 14 encuentros.

Harry Kane llegó a 20 goles con 24 partidos, Alessandro del Piero 26 y Ruud van Nistelrooy 27. Cuarenta partidos necesitó Messi y ¡56 Cristiano Ronaldo!

En esta edición de la 'Champions, Haaland lidera la clasificación de goleadores con 10 tantos, por los seis de Olivier Giroud, Neymar, Mbappé, que siguen en acción, y Marcus Rashford, Morata y En-Nesyri, que ya están eliminados.

bur-mcd