Emelec elimina a Macará y se instala en fase de grupos de la Sudamericana

El ecuatoriano Emelec venció 2-0 (4-2 en el global) a su compatriota Macará en cotejo disputado en el estadio Capwell de Guayaquil y se clasificó a la novedosa fase de grupos de la Copa Sudamericana-2021.

El goleador uruguayo Facundo Barceló puso a ganar a los locales a los 5 minutos y el criollo José Cevallos liquidó el pleito a los 76.

En un partido que se mostró animado y alternado en la llegada a las áreas de peligro, Macará intentó sorprender de entrada pero fue el local que festejó primero.

Los guayaquileños controlaron con calma el desarrollo, sabiéndose más cerca de la clasificación por la ventaja del empate 2-2 en la ida en la andina Ambato (sur).

Tras abrir tempranamente el marcador, Emelec dominó las acciones y aprovechó los desaciertos del rival para ampliar las cifras en el segundo tiempo.

Emelec, al mando del español Ismael Rescalvo, se instaló en la fase de grupos, una novedad de la presente edición de la Copa Sudamericana.

La diana de apertura se construyó tras una tejida entre Johao Rojas, que cedió para el charrúa Sebastián Rodríguez, éste filtró entrelíneas para Barceló, quien ante la salida del golero Jorge Pucheta lo batió con toque a media altura.

Los intentos por generar peligro se fueron diluyendo en imprecisiones de lado y lado.

- Para el bostezo -

Entonces los locales sin arriesgarse recargaban ataques por la franja derecha, donde el lateral Romario Caicedo era su mejor gestor ofensivo.

De ello intentó sacar provechó Macará. Arón Rodríguez trabajó por esa franja ante las ausencias del defensor de Emelec.

Sin embargo, a la hora del desequilibrio lució muy aislado de sus compañeros, permitiendo que la zaga local lo absorbiera con facilidad.

El uruguayo Eduardo Favaro, estratega de los macareños, intentó reforzar la ofensiva para la segunda etapa.

Apeló a la movilidad del carrilero por zurda Ronald Champán y la fortaleza del delantero paraguayo Blas Díaz, quien desperdició el empate en un mano a mano ante el golero local, Pedro Ortiz.

Aunque mínimo el esfuerzo de la visita, ese empeño se desvaneció por completo cuando el delantero Enson Rodríguez, de Macará, vio la roja por golpear sin pelota al ariete Barceló.

Emelec quedó con todo a su favor con más de 25 minutos de juego por delante en los que tampoco marcó superioridad absoluta.

El ingreso del talentoso volante José Cevallos determinó un manejo más pausado y criterioso. Aportó una cuota de emoción en el duelo que hasta ese momento invitaba al bostezo.

Gracias a una nueva descolgada del lateral Caicedo, quien se filtró por derecha y al ganar el fondo centró para que Cevallos, a placer, liquidara el pleito.

Con los ambateños entregados, los hábiles 'eléctricos' parecieron despertar. Solo la efectiva actuación del portero argentino Pucheta impidió una goleada de Emelec.