Chelsea jugará la final de Copa, City no tendrá pleno de títulos

El Chelsea se clasificó para la final de la Copa de Inglaterra (FA Cup) gracias a su victoria 1-0 sobre el Manchester City, este sábado en la primera semifinal, en el estadio londinense de Wembley.

El partido se decidió con un solitario tanto del internacional marroquí Hikam Ziyech en el minuto 55.

En la final del 15 de mayo, el Chelsea se enfrentará al Leicester o el Southampton, que se miden el domingo en la segunda semifinal.

La tarde fue nefasta para el City por el cambio por lesión en el inicio de la segunda mitad de su jugador belga Kevin De Bruyne, que se hizo daño en el tobillo derecho.

El Chelsea, tercero en el palmarés de la FA Cup con 8 títulos -el último conquistado en 2018-, disputará su segunda final seguida en esta competición, después de la que perdió el año pasado ante el Arsenal.

"Hemos hecho un partido muy, muy bueno. Estoy muy contento y orgulloso", celebró el entrenador del Chelsea, Thomas Tuchel. "No debemos nada de esto a la suerte. Hemos trabajado duro para conseguirlo", señaló.

El Manchester City, líder destacado de la liga inglesa, ve frustradas ahora sus esperanzas de conseguir un pleno de cuatro títulos esta temporada.

Además de la Premier League, donde solo un improbable desastre parece poder alejarse del trofeo, el City aspira a ganar la Copa de la Liga, donde disputa la final ante el Tottenham el domingo de la próxima semana.

Esta semana se clasificó además para semifinales de la Liga de Campeones europea, donde se enfrentará el París Saint-Germain. El Chelsea también disputará las semifinales de 'Champions', en su caso contra el Real Madrid.

- De Bruyne, lesionado -

De Bruyne, que se dañó en un mal apoyo en un duelo con N'Golo Kanté, estaría ahora en duda para los importantes duelos ante el PSG, la prioridad para su equipo en estos momentos.

"Tiene dolor. Se hará una prueba mañana (domingo), pero (los médicos) dicen que no tiene buena pinta", se preocupó el entrenador Josep Guardiola.

Sobre el partido del sábado, el técnico catalán dijo que todo fue muy complicado por el planteamiento defensivo del rival: "Un equipo que defiende con ocho en el último tercio del campo no te lo pone fácil para maniobrar".

En la Copa de Inglaterra, el City se cae por segunda temporada consecutiva en la penúltima ronda.

- Steffen falla, Ziyech no perdona -

El City vio cómo el Chelsea le ganó la batalla del centro de campo. Ni Fernandinho ni Raheem Sterling estuvieron inspirados en ataque e incluso la defensa, un punto fuerte desde la llegada de Ruben Dias, estuvo dubitativa, especialmente en la segunda parte.

En los primeros 45 minutos, el Chelsea ya fue superior. Los jugadores de Thomas Tuchel llevaron la iniciativa y tuvieron buenas ocasiones, como una volea de Ben Chilwell (minuto 19) a centro de Reece James.

En la segunda parte, la prematura salida del campo de De Bruyne (49) desorientó todavía más al City, que instantes después vio cómo el Chelsea se ponía por delante en el marcador.

Mason Mount abrió para Timo Werner en la izquierda y el alemán envió raso al centro del área, donde apareció Ziyech para marcar a placer, aprovechando una mala salida del arquero del City en este partido, Zack Steffen (1-0, minuto 55).

El atacante marroquí estuvo a punto de ampliar la cuenta cuatro minutos más tarde tras un fallo de Ruben Dias, que poco después tuvo una gran ocasión para el City, de cabeza.

En los últimos veinte minutos, el City dominó, especialmente guiado por Phil Foden e Ilkay Gündogan, pero la defensa del Chelsea se mantuvo sólida y ordenada.

Antes del partido hubo un minuto de silencio por el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II, fallecido la pasada semana y cuyo funeral tuvo lugar este sábado.

El domingo, la FA Cup vivirá su segunda semifinal, entre Leicester y Southampton.

Es un partido que será además noticia porque Wembley acogerá a 4.000 espectadores en sus gradas. Será el regreso del público a los recintos deportivos, por primera vez desde diciembre, dentro de una prueba a modo de experimento, destinada a evaluar cómo será la situación en un futuro próximo.