Leicester vence al Southampton con público y jugará la final de Copa

El Leicester City se clasificó para la final de la Copa de Inglaterra, en la que jugará ante el Chelsea, al batir 1-0 al Southampton, este domingo en el estadio londinense de Wembley, en el regreso de los espectadores al fútbol británico.

Los Foxes alcanzan la final de la FA Cup por primera vez en 52 años, frente a los 4.000 hinchas que pudieron entrar a Wembley, el número más alto en Inglaterra en los últimos 13 meses, una hinchada formada por trabajadores esenciales y residentes locales del condado de Brent, al noroeste de Londres.

A partir de ahora aumentará paulatinamente el número de espectadores en los estadios ingleses. Hasta 8.000 personas se esperan la próxima semana en Wembley en la final de la Copa de la Liga entre Manchester City y Tottenham. Y 21.000 el 15 de mayo en el mismo recinto para la final de la Copa, Leicester-Chelsea.

Las condiciones para entrar al estadio este domingo eran un test PCR negativo, un test antigénico rápido justo antes del partido y otro test cinco días después del choque. La máscara fue obligatoria en las gradas.

Antes de comenzar y tras guardar un minuto de silencio por el fallecimiento del príncipe Felipe, los espectadores rompieron a aplaudir con emoción durante varios segundos.

"Aunque solo fueran 4.000 se sintió. Será grandioso cuando todos los aficionados vuelvan a los estadios. Escuché a algunos hinchas del Leicester y fue muy bonito", declaró el técnico de los Foxes Brendan Rodgers.

En la vuelta de los fans, este domingo los jugadores no parecían inspirados para dar un buen espectáculo.

- Iheanacho, el héroe de la tarde -

El nigeriano Kelechi Iheanacho, jugador del momento en el Leicester, acertó con un centro de Jamie Vardy. Con un poco de suerte su disparo, que no iba entre los tres palos, tocó en los defensas de los Saints y entró (55).

Un triunfo por la mínima pero lógico porque los Foxes tomaron más riesgos en esta segunda semifinal, cuyo primer tiempo tuvo un nivel de juego muy bajo.

La primera ocasión llegó a la media hora. Tras una recuperación alta, el belga Youri Tielemans lanzó a Vardy a la espalda de la defensa, pero tras su fulgurante aceleración el goleador inglés no fue capaz de cuadrar su tiro, molestado por un defensa (33).

Después un remate de cabeza de Wilfried Ndidi rozó el larguero cuando Fraser Forster estaba batido (41).

Por detrás en el marcador, los Saints intentaron reaccionar, principalmente con una volea de Ibrahima Diallo que pasó cerca de la portería defendida por Kasper Schmeichel (62).

"Lo dejamos todo en la cancha, pero no tuvimos tiros entre los tres palos", reconoció el técnico del Southampton, Ralph Hasenhuttl, cuyo equipo solo ha ganado dos de los últimos 14 duelos de Premier League.

Finalmente, el Leicester logró el objetivo y jugará contra el Chelsea de Thomas Tuchel, que el sábado batió al gran favorito Manchester City (1-0).

Los Foxes sueñan con su primera Copa de Inglaterra, cinco años después de su histórico título de la Premier League.

"Tenemos una oportunidad de escribir la historia. Desde que estoy en el Leicester me he dado cuenta de la importancia que tiene esta comnpetición para los aficionados", añadió Rodgers.