En pleno cisma por la Superliga, el fútbol europeo reúne sus Estados generales

Zafarrancho de combate en el fútbol europeo: ante la amenaza de la Superliga, nueva competición privada destinada a competir con la Liga de Campeones, la UEFA reúne el martes a su congreso, esperando el apoyo del presidente de la FIFA Gianni Infantino ante los grandes clubes disidentes.

En Montreux (Suiza), los representantes de las 55 asociaciones miembros de la instancia europea del fútbol tratarán de reponerse del golpe inesperado que encajaron el lunes al conocer la escisión de doce clubes grandes, entre ellos el Liverpool, el Real Madrid y el FC Barcelona, con el objetivo de crear lo antes posible su 'Superliga', lucrativa competición casi cerrada a otros clubes del continente.

Pero el gancho será más llevadero para la instancia organizadora de la tradicional Liga de Campeones si el patrón del fútbol mundial, Gianni Infantino, acude en apoyo del fútbol europeo y se posiciona pública y firmemente en contra de este proyecto repudiado por los aficionados y por numerosas glorias del fútbol.

Al dirigente se le espera poco antes de las 10H00 (08H00 GMT), en la apertura de un congreso ordinario de la UEFA, cuyos puntos del orden del día quedarán relegados ante la actualidad candente.

Las hostilidades se desataron el lunes entre la UEFA, por medio de su presidente Aleksander Ceferin, y los doce clubes fundadores de la Superliga, calificados por el esloveno de "serpientes" guiadas por la "codicia", a los que desea excluir de toda competición nacional e internacional, y a sus jugadores.

Infantino, por su parte, no se ha posicionado a titulo personal desde el inicio de la semana, y la FIFA se contentó con indicar que podría "desaprobar una liga europea cerrada y disidente".

- Represalias -

Los fundadores de la Superliga -seis clubes ingleses, tres españoles y tres italianos- confirmaron haber emprendido acciones judiciales para garantizar el nacimiento de su proyecto.

Éste debe "competir" y "existir junto" a la Liga de Campeones, según sus palabras en una carta a la que tuvo acceso la AFP.

Para la UEFA, una competición así no tiene cabida: además adoptó este lunes una reforma de su Champions con el 2024 como horizonte, encaminada a contentar el apetito financiero de los clubes más grandes proponiendo más partidos.

¿Hasta dónde pueden llegar las represalias hacia los rebeldes? ¿Qué ocurrirá con las semifinales de la Liga de Campeones (Real Madrid-Chelsea y PSG-Manchester City), con tres de los clubes amotinados?

"Estos clubes deben ser expulsados y espero que eso ocurra el viernes" en una nueva reunión del comité ejecutivo de la UEFA, afirmó el presidente de la federación danesa Jesper Moller, miembro de este órgano.

Incluso la monarquía británica se apuntó a las críticas. El príncipe Guillermo, presidente honorífico de la Federación inglesa de fútbol, afirmó "compartir las preocupaciones de los aficionados en torno a este proyecto".

- Beneficio económico -

Pero eso no parece disuadir a los 'rebeldes'. Al lanzar su competición "lo antes posible", sin dar fechas, estos pretenden instaurar un liga casi cerrada comparable a los campeonatos norteamericanos de básquet (NBA) o de fútbol americano (NFL).

Aunque por el momento no han logrado seducir a los clubes franceses y alemanes, los fundadores no desesperan y barajan la presencia de dos equipos de la Ligue 1 "como mínimo" cada temporada, según una fuente próxima.

"No creo que la Superliga resuelva los problemas", afirmó Karl-Heinz Rummenigge, presidente del vigente campeón de Europa, el Bayern de Múnich, confirmando que su club no forma parte del proyecto.

La Superliga prevé una temporada regular con 20 equipos, y después eliminatorias, con quince miembros de derecho (los 12 fundadores y otros tres a determinar), y otros cinco elegidos "por su actuación la temporada anterior".

La nueva competición, según sus promotores, generará "recursos adicionales para toda la pirámide del fútbol". Los clubes fundadores percibirán "una pago en una vez del orden de 3.500 millones de euros".

El banco estadounidense JPMorgan confirmó este lunes que financiará el proyecto, que incluirá asimismo una Superliga femenina.

Los mercados financieros ya aplauden el proyecto: la acción de la Juventus subió el 17% este lunes.