Sin brillar, Paranaense vence 1-0 a Metropolitanos en Sudamericana

Sin que le sobrara una gota de fútbol, Athletico Paranaense venció 1-0 al modesto Metropolitanos de Venezuela en Curitiba este miércoles y empezó a perfilarse como el equipo a vencer para obtener el cupo del Grupo D a octavos de final de la Copa Sudamericana-2021.

Con un cabezazo sin marca del atacante Renato Kayzer (54), tras un pase alucinante del zaguero Thiago Heleno, el equipo del portugués Antonio Oliveira ganó su segundo partido consecutivo en la Copa y es líder provisional de su cuadrangular, a la espera del choque entre Melgar y Aucas, que juegan más tarde en Lima.

Los brasileños, que hicieron respetar su localía en el estadio Arena da Baixada, en la ciudad de Curitiba (sur), sufrieron para desactivar un planteamiento ultradefensivo de los violetas.

Los visitantes jugaron con diez hombres tras la expulsión del atacante Marco Bustillo (79), por un codazo contra Kayzer, y quedaron seriamente comprometidos para avanzar de ronda en su primera participación internacional.

La próxima semana Paranaense se probará con Melgar en Lima y Metropolitanos, que perdió con los peruanos en el debut, recibirá a Aucas en Caracas.

- Poca acción -

Más que un 'Furacão', Paranaense fue una llovizna que fue tornándose lluvia. Los brasileños padecieron para desarmar la línea de cinco defensas planteada por José María Morr, respaldada por cuatro volantes y con Bustillo solo en punta.

Apenas algunos movimientos rápidos de Vitinho, de izquierda hacia adentro, mecieron la sólida defensa de Metropolitanos, un equipo que parecía conformarse con el empate.

En un arranque (19), el delantero gambeteó al defensa Andrés Ferro y remató con derecha. El disparo chocó con el poste izquierdo de Giancarlo Schiavone.

La incapacidad de los locales para sobrepasar la doble muralla, pese a un abrumador control de balón, sumió al partido en un letargo profundo de difícil digestión.

- Despertar de la siesta -

Un zurdazo de Nikao (45+3), en un tiro libre que rozó el ángulo izquierdo del guardameta, interrumpió la siesta. Y el adormecimiento finalizó con una atajada baja de Schiavone, digna de premio, tras un centro de Abner (45+4) que se desvió en Ferro.

Los venezolanos respondieron con un ataque, iniciado por derecha, que Néstor Cova dilapidó (51) bajo el arco de Santos.

El desperdicio, en la primera de las dos opciones de gol que tuvo la visita, fue cobrado con severidad. En la acción siguiente, Thiago Heleno lanzó un pase de unos cuarenta metros que Khellven amortiguó dentro del área. El lateral habilitó a Renato Kayzer, quien cabeceó para sentenciar el triunfo.

La expulsión de Bustillo sorpresivamente despertó a los hombres de Morr. El extremo Juan Mancín (81) recibió en el área un pase largo, pero su remate, con zurda, se fue desviado ante un Santos vencido.

Ya sin tiempo, el juego de convirtió en un duelo de armas de salva, que sin embargo dejó dos sentencias: la lucha férrea de Paranaense por un cupo a octavos y las pocas chances de Metropolitanos de seguir con vida.