Cuando Mahrez era "un loco del fútbol" en la periferia de París

Protagonista de la ida de de semfinales PSG-Manchester City el miércoles (1-2), Riyad Mahrez dio sus primeras patadas al balón en la localidad de Sarcelles, en la región parisina, que este "loco del fútbol" dejó a los 18 años. Una elección acertada, a pesar del "atípico" recorrido de Mahrez hasta la cumbre del fútbol.

Echando la vista atrás, nadie habría imaginado que el centrocampista ofensivo de 30 años del City anotaría el gol de la victoria ante el PSG en semifinales de Champions.

En realidad sí hubo "una persona que creyó en ello, el propio Riyad", confiesa Hayel Mbemba, antiguo compañero en el AAS Sarcelles, el club en el que el internacional argelino comenzó a destacar. "Tiene una fuerza mental por encima de la media", asegura su amigo, quien le describe como "un loco del fútbol, y aún me quedo corto".

No era raro ver por la noche en el barrio de Sablons al joven Mahrez golpeando una pelota. "En el momento que había un terreno de juego él jugaba, incluso sin luz, nadie podía detenerlo", recuerda Hayel Mbemba.

"Su éxito se lo debe sólo a él mismo. Tenía una confianza inquebrantable, incluso en los peores momentos. Algunos pueden pensar que es arrogancia pero no es el caso", explica Mohamed Coulibaly, director del AAS Sarcelles.

- 'Demasiado frágil' -

El joven Riyad afirmaba al que quisiera escucharle: "Lo lograré, no sé cómo pero jugaré el Mundial de Brasil". Sus educadores le replicaban: "¡Ni siquiera juegas en el Sarcelles!", relata Mohamed Coulibaly.

La talentosa joya tenía la calidad pero su "retraso físico" jugaba en su contra, explican sus antiguos educadores.

Pero con 18 años deja su barrio para hacer una prueba en el Quimper (4ª división). Después siguió buscando un contrato profesional en clubes con filiales profesionales, como el Marsella o Le Havre, narra Hayel Mbemba.

Este último, que milita en segunda división, le ofrece su primer contrato profesional con el equipo filial en 2011.

Allí alcanzó el primer equipo, pero Riyad Mahrez partió hacia la aventura inglesa y recaló en un Leicester que por entonces militaba en segunda.

Allí comienza a escribir su leyenda Riyad Mahrez: luego del ascenso del Leicester a la Premier League, es uno de los protagonistas de la epopeya de los 'Foxes' que conquistan el título en 2016.

De allí pasa al poderoso Manchester City en 2018, donde logra un nuevo título en 2019, además de levantar la Copa de África con Argelia.

- 'Fuente de inspiración' -

"Su recorrido es una anomalía del fútbol. Él desbarató los pronósticos con sus cualidades técnicas", analiza Hayel Mbemba.

Franck Satougle, antiguo compañero en el Sarcelles, afirma: "¡Cuando lo veo en la tele, hacía los mismos regates hace diez años!".

Su recorrido es el "sueño de todo joven de la periferia, está a unos pasos de conquistar el trofeo europeo más bonito con un recorrido atípico", se entusiasma.

Él recuerda que "incluso cuando jugaba en Le Havre regresaba los domingos a jugar a fútbol delante de su edificio".

En Sarcelles es el "orgullo local", confirma Patrick Haddad, el alcalde de esta comuna situada a menos de 20 kilómetros al norte de París.

"Riyad es una persona respetada, que tiene una disciplina física y mental ejemplares. Es una fuente de inspiración para los vecinos", sostiene el alcalde.

"Es un buen chico que ha conservado su alma de niño y que se expresa con el balón", añade su amigo Hayel Mbemba.

En Sarcelles será inaugurado en los próximos meses un estadio con su nombre.