Salvar al soldado Arteta con la Europa League

Entre la ola de esperanza que suscitó el nombramiento de Mikel Arteta como entrenador del Arsenal a finales de 2019 y el partido de vuelta en semifinales de la Europa League frente al Villarreal (jueves a 19h00 GMT, tras derrota inglesa 2-1 en la ida), se han sucedido varias decepciones importantes, que solo un buen resultado puede reconducir.

Mediocentro y capitán de los 'Gunners' a principios de los 2010 y ayudante de Pep Guardiola en el Manchester City durante sus primeros pasos en su carrera de entrenador, el español Mikel Arteta (39 años) estaba llamado a reconstruir la filosofía del club de Londres.

Recuperar la identidad de juego de Arsene Wenger, su entrenador durante cinco años, para darle una capa de pintura nueva a base de flexibilidad táctica y polivalencia de los jugadores... En el papel, la idea pintaba bien.

Tras la conquista de la Copa de Inglaterra el año pasado y la prolongación a principios de temporada del delantero Pierre-Emerick Aubameyang, Arteta podía sentirse optimista.

Pero una temporada y media después de haber accedido al cargo, los progresos del combinado del técnico vasco parecen casi nulos, sobre todo si se le compara con su predecesor, Unai Emery, el entrenador de su rival el jueves, el Villarreal.

- Chivo expiatorio -

"Arteta está instalando su propio sello en el equipo: en la forma de jugar, es fácil identificar que está recuperando esa tradición del Arsenal de jugar un fútbol atractivo (...) Creo que es un buen matrimonio: Arteta-Arsenal, Arsenal-Arteta", le defendió Emery antes de la ida de semifinales.

Noveno en la Premier League a cuatro partidos del final, los 'Gunners' luchan por evitar su peor puesto desde 1994-1995 (12º).

Su vía de acceso para jugar en la Liga de Campeones la próxima temporada es conquistando el título de Europa League, que entrega un billete para la Champions (una competición que el Arsenal no juega desde 2016-2017).

Un trofeo de segunda línea que podría ser por lo tanto la tabla de salvavidas de Arteta en el Arsenal, cuando ya se empieza a especular entre los dirigentes del equipo con sus posibles sucesores: una lista de cinco entrenadores con el ex del Chelsea, Maurizio Sarri, en primera posición.

Rodeado de una plantilla de jóvenes promesas: Bukayo Saka, Emile Smith-Rowe, Gabriel Martinelli, todavía existe la tentación de dejar un poco más de tiempo a este entrenador debutante.

Sin embargo, el enfado de los hinchas del Arsenal no deja de aumentar tras la noticia de la implicación de su club en el proyecto abortado de una Superliga europea, lo que podría borrar de golpe cualquier escrúpulo de los dirigentes para hacer del vasco el chivo expiatorio perfecto de una temporada movida.

- El destino en sus manos -

Para echar más leña al fuego, el cofundador de Spotify, el sueco Daniel Ek, se ha ganado el apoyo de estrellas del Arsenal como Thierry Henry y Dennis Bergkamp para impulsar su proyecto de comprar el club del que es aficionado desde niño.

Fiel a su estilo, Arteta se negó a hablar de esta iniciativa. "Estoy completamente concentrado en lo que tenemos que hacer: acabar la temporada lo mejor posible e intentar estar en la final", confesó a Sky Sports.

El 2-1 adverso de la ida invita a soñar después de haber ido perdiendo por dos goles hasta el minuto 73 y jugar con diez la última media hora.

Los londinenses tienen, por lo tanto, el destino de su entrenador y de las aspiraciones europeas del club en sus manos.