"El alumno superó al maestro", afirma Enzo Francescoli sobre Zinedine Zidane

El futbolista uruguayo Enzo Francescoli, el "Príncipe", fue el ídolo de Zinedine Zidane, aquel adolescente marsellés que lo miraba encandilado cuando el jugador charrúa defendía los colores del Olympique de la ciudad gala. "El alumno superó al maestro", reconoce el delantero sudamericano en una entrevista a la AFP.

Sus cuatro temporadas en Francia (tres en el Racing de París y una en el Olympique de Marsella) dejaron huella en Zidane, actual entrenador del Real Madrid, que no dudó en llamar Enzo, en homenaje al uruguayo, al primero de sus cuatro hijos varones.

Más de tres décadas después de haber jugado en París y Marsella, Francescoli reconoce que el campeonato francés "está a un nivel mucho más alto que cuando yo estuve".

P: Tras cuatro años en River Plate, donde fue escogido mejor jugador de Argentina en 1985, usted decide dar el salto a Europa y fichar por el Racing Club de París, que acababa de ascender a la primera división de la liga francesa y donde jugó tres años (1986-1989), ¿Por qué escogió este equipo?

R: Era un equipo en plena formación, que había fichado a varias figuras extranjeras, como el uruguayo Rubén Paz y el alemán Pierre Littbarski. El AC Milan también se interesó por mí, pero fue el Racing quien hizo la oferta más concreta.

P: ¿Cómo fue su adaptación?

R: Tenía 24 años, era mi primera experiencia en Europa y fue un cambio bastante radical. El idioma, el club, el día a día... En el equipo estaba también otro uruguayo que llevaba muchos años en Francia, Rubén Umpiérrez. Tanto él como su familia me ayudaron mucho.

P: "A golpe de talonario" el industrial Jean-Luc Lagardère intentó que la capital tuviera un gran equipo de fútbol, mucho antes de que el PSG dominara la liga, sin embargo el proyecto fracasó, en parte por la falta de apoyo de los aficionados ¿Qué ambiente se respiraba en el club?

R: El Racing estaba creciendo y acaparaba mucha atención del mundo del fútbol, pero la afición no venía al estadio, era algo extraño viniendo de Argentina. Pero eso cambió por completo cuando me fui al Olympique de Marsella, es un equipo popular e iba mucha gente al estadio Velodrome.

P: Tuvo la oportunidad de ir a la Juventus de Turín en 1988, donde se acababa de retirar Michel Platini ¿por qué no se materializó ese traspaso?

R: El presidente del Racing, Lagardère, no quiso dejarme salir.

P: Llegó a Marsella (1989-1990), la ciudad natal de Zinedine Zidane, cuando el futbolista francés apenas tenía 16 años y empezaba su carrera profesional, Zidane declaró que usted era su ídolo ¿Ha podido hablar con él de cómo surgió esta admiración?

R: He hablado varias veces con él y fue una gran sorpresa cuando hizo pública su admiración por mí. En Marsella nos solíamos quedar los atacantes después del entrenamiento para practicar el control dentro del área para definir más rápido. Zidane dijo que aprendió a jugar mirándonos en esos momentos. Pero está claro que el alumno superó al maestro porque fue uno de los que mejor control tenían del balón.

P: La admiración de Zidane por usted llega al punto de haber bautizado a su primer hijo con su nombre: "Enzo" ¿Qué se siente ante una muestra así de respeto por parte de un jugador de la talla de Zidane?

R: Es un orgullo especial y le estaré siempre agradecido de que pusiera mi nombre a su primer hijo.

P: ¿Cómo ve el nivel actual de la liga francesa?

R: Es muy competitiva, está a un nivel mucho más alto que cuando yo estuve. El PSG tiene ventaja por la calidad de su plantilla, pero equipos como Mónaco o el Lille están mejorando.