Bragantino vuelve a la pelea en la Sudamericana tras vencer al líder Emelec

Un superior Red Bull Bragantino derrotó este martes por 2-0 al líder Emelec, una victoria que sabe a poco pero que vuelve a meter a los brasileños en la lucha por el único cupo del grupo G para octavos de la Copa Sudamericana.

Tras un inicio arrollador de la 'Massa Bruta', el defensa Fabricio Bruno abrió el marcador en el 29 con un hábil cabezazo picado tras un saque de esquina.

El gol de la tranquilidad para los brasileños, que desaprovecharon muchas oportunidades durante el partido, llegó en el 82, cuando Artur culminó un rápido contraataque.

Pese a la derrota, el ecuatoriano Emelec mantiene su liderato, con 7 puntos a falta de dos jornadas, y Bragantino sube a segunda posición, con 6 puntos, en espera de lo que hagan este martes el argentino Talleres (4) y el colista Deportes Tolima (2).

El gol Bruno tras el saque de esquina, esperado si se tiene en cuenta la superioridad en el primer tiempo de los brasileños, redimió el inexplicable error del artillero Ytalo.

Acababa de arrancar el partido, cuando el defensa Edimar centró sin mayor intención hacia el área pequeña, pero un error defensivo de los 'eléctricos', con caída del portero Pedro Ortiz incluida, dejó a Ytalo solo, que controló para disparar a placer.

Pero el balón se fue por la derecha de la portería.

Fue un mazazo, sobre todo porque dos minutos antes Claudinho había una perdido una oportunidad no tan clara, un disparo muy bien atajado por Ortiz.

Pero tanto Ytalo como sus compañeros se repusieron y siguieron como estaban: mejor posicionados en el campo, con más posesión del balón y dando más guerra que los ecuatorianos.

Y es que el equipo de Braganca Paulista, una localidad a unos cien kilómetros de Sao Paulo, mostró una cara muy distinta a la de la semana pasada, cuando perdió con el argentino Talleres en su estadio, Nabi Abi Chedid.

El 3-5-2 de Barbieri dio muy buenos resultados, le permitió dominar el juego y, sobre todo, desenchufar en el primer tiempo a los 'eléctricos' guayaquileños, que tuvieron alguna que otra tímida oportunidad bien bloqueada por Cleiton.

- Expulsión de Leguizamón

El 'Braga' era consciente de que la cosa no estaba como para relajarse, así que en el segundo tiempo salió con la misma actitud depredadora.

Contaban además con la recaída en su lesión del artillero uruguayo Facundo Barceló, que había abandonado en el primer tiempo.

Y el viento se le puso más a favor cuando el defensa argentino Aníbal Leguizamón le rompió un diente de un manotazo a Jadsom Silva en una jugada.

Los de Barbieri aumentaron la presión, con la idea de sumar más goles para salir de los números rojos en su diferencia de goles.

Pero los minutos pasaban y el gol no llegaba. De hecho, paradójicamente, Emelec, con la entrada del centrocampista Jefferson Caicedo, ganó fuerza y hasta llegó a crear peligro.

En el 77, llegó otro imperdonable error, esta vez de Claudinho, que en un rápido contrataque con superioridad númérica recibió el balón en solitario y chutó por la izquierda de Ortiz.

Hasta el portero Cleiton inició la jugada del desenlace, cuando lanzó un largo balón a Ytalo, que se escapó hasta la línea de fondo para cruzar hacia atrás. Artur, que llegaba con carrerilla, perforó el arco de Ortiz sin piedad.

Minutos después, el propio Artur pudo sumar en dos ocasiones el tercero de la noche, pero en la primera sus disparo a bocajarro se estrelló en el palo.

Y en la segunda salió rozando el larguero. Una victoria que sabe a poco.

En el descuento, Cleiton atajó muy hábilmente un penal al uruguayo Sebastián Rodríguez, con el que Emelec podría haber descontado en el marcador.