Otro paseo del Mineiro, el mejor de la fase de grupos de la Libertadores, ante La Guiara

El brasileño Atlético Mineiro arrolló este martes por 4-0 al venezolano La Guaira con otra soberbia actuación de Hulk, una victoria que lo consagró como el mejor equipo de la fase de grupos de la Copa Libertadores 2021 a la espera de los octavos de final.

El 'Galo' abrió el marcador a los 28 minutos con una magnífica jugada culminada a placer por el delantero venezolano Jefferson Savarino. En el 44 Marrony amplió, en el 50 Hulk puso el tercero tras una gran pared en el área y en el 90+4 Nathan cerró el marcador... Y pudo haber más.

Con este resultado, los del DT Cuca lograron 16 de los 18 puntos posibles en el Grupo H, tras ceder solo un empate en las seis fechas, un saldo impresionante que lo perfila como un gran candidato a hacerse con su segunda Libertadores.

El vigente campeón venezolano, colista con tres puntos, vio esfumarse su sueño de quedar tercero de grupo para lograr el pase a los octavos de la Sudamericana.

- Un 'galo' insaciable -

El 'galo' cierra el grupo con 15 goles a favor y tres en contra. Seis de esas dianas fueron obra de Hulk, que iguala al flamenguista Gabigol y a Miguel Borja, del colombiano Junior, como máximo artillero.

Su gol de esta noche, el tercero, fue Hulk en estado puro. El potente delantero, de retorno este año a Brasil, recibió en el borde del área, urdió una pared con el argentino Nacho Fernández, se escurrió en diagonal para recibirla y sacó un disparo cruzado que entró fregando el poste izquierdo de Carlos Olses.

Fue una estocada, la confirmación de que la faena estaba hecha, tras una primera parte arrolladora de los brasileños: se hicieron con el medio campo desde el inicio, tocaron con paciencia buscando las bandas, en especial a Guga para conectar con el trío Savarino-Hulk-Marrony.

El dominio fue tal, que en los primeros 30 minutos el 'galo' tuvo un 80% de la pose del balón, un indicador de las ganas con la que saltaron al césped.

- En el primer descuido -

Al principio, los venezolanos cerraron bien los espacios con el 5-4-1 planteado por Daniel Farías.

Pero pronto se vio que era cuestión de minutos, que más pronto que tarde los mineros harían de las suyas.

De hecho, el primer tanto llegó en el primer descuido, en el primer espacio evidente dejado por la defensa caribeña. El volante Guilherme Arana se marcó una preciosa asistencia en profundidad, Hulk se desmarcó desde el medio del campo, se escapó y la cedió ante la salida del portero Olses para que Savarino la empujara.

Tras el gol, el acecho no dio tregua, los venezolanos siguieron desaparecidos, Olses salvó una doble ocasión del argentino Nacho Fernández y de Guga.

El de Marrony fue el gol de la tranquilidad. Llegó por vía aérea cuando el joven atacante cabeceó un centro a bocajarro, atajado en un primer momento por Olses. Pero el balón rebotó y Marrony solo tuvo que empujarlo.

Cuca solo se relajó en la última media hora, hizo algunos cambios para preservar jugadores, el asedio bajó un poco en intensidad, aunque sin dar opción de absolutamente nada a los venezolanos.

En el tiempo de descuento, Nathan rubricó la noche al finalizar un rápido contraataque por la izquierda.