Sergio Ramos, de joven vivaracho a leyenda del Real Madrid

Sergio Ramos, el joven vivaracho que llegó del sur de España para convertirse en una leyenda del Real Madrid, se apresta a salir del club en el que lo ha ganado todo rumbo a un destino todavía desconocido.

Dieciséis años han pasado desde que el joven de Camas, en Andalucía, llegara al equipo merengue con apenas 19 años, procedente del Sevilla por 27 millones de euros (32,4 millones de dólares) para iniciar una carrera hacia lo más alto.

El adolescente Sergio que jugaba en el campo de su pueblo natal fue rápidamente captado por el Sevilla, que vio la joya en la que se podía convertir.

"Le montamos un partido de prueba" con otros chavales, y "gustó bastante porque se le veía con mucha personalidad y con mucho desparpajo", afirmaba a la AFP el director de la cantera del club andaluz, Pablo Blanco.

Ramos daría el salto al primer equipo sevillista de la mano del técnico Juan Caparrós en 2004 y apenas un año después, el joven jugador se marchaba al Real Madrid de los 'galácticos', donde empezaría a forjar su leyenda.

- Un palmarés como pocos -

Con apenas 19 años, Ramos empezaría a despuntar pronto y alimentar un palmarés como hay pocos, que comenzó con la Liga 2006-2007 en su segunda temporada de blanco.

A lo largo de sus 16 campañas con el equipo merengue, el camero acabaría acumulando 22 títulos repartidos en 4 Ligas de Campeones, 3 Supercopas de Europa, 4 Mundiales de Clubes, 5 Ligas españolas, 2 Copas del Rey y 4 Supercopas de España.

Alegre fuera del campo, apasionado de la música y de los caballos que cría en su finca cercana a su ciudad natal, dentro del terreno es todo seriedad y compromiso, un referente buscado por sus compañeros.

En 2014 fue uno de los héroes de la final de Champions frente al Atlético de Madrid, cuando a dos minutos del final marcó de cabeza el tanto que enviaba el partido a la prórroga y que acabaría con la victoria 4-1 de los blancos.

Si recordados son sus 101 goles con las camiseta merengue, también lo son sus anécdotas como la Copa del Rey que dejó caer del autobús y acabó bajo las ruedas del vehículo cuando celebraban el título en 2011.

"Lo de la Copa fue un malentendido: no se cayó, saltó ella cuando llegó a Cibeles (lugar de celebración de los madridistas) y vio tantos madridistas...", tuiteó Ramos entonces como prueba de su buen humor.

- Leyenda de la Roja -

Muy activo en las redes sociales, donde es fácil verle publicar fotos con su mujer Pilar Rubio y sus cuatro hijos, y protagonista de una serie documental, Ramos completa su leyenda de blanco con su gran historia con la selección española de la que también es historia viva.

Desde su debut con la camiseta nacional en un amistoso contra China el 26 de marzo de 2005, Sergio Ramos ha jugado 180 partidos con la Roja convirtiéndose en el hombre que más encuentros ha disputado con la selección.

Integrante del equipo dorado que dominó el fútbol mundial durante casi una década, Ramos fue campeón de Europa en 2008 y 2012 con la Roja, así como campeón del mundo en 2010.

El camero, que aspira a estar en el Mundial de Catar-2022, sufrió un duro golpe en mayo cuando el seleccionador español Luis Enrique Martínez anunció que lo dejaba fuera de la lista debido a los problemas físicos, que le han hecho perderse prácticamente media temporada.

"Después de unos meses jodidos y una temporada atípica y distinta a lo que he vivido en toda mi carrera, también se une la Eurocopa", decía Ramos en un mensaje en sus redes sociales en mayo al saber que no había sido convocado por la Roja.

Sin embargo, Luis Enrique mantenía la puerta abierta al capitán de la Roja: "Es alguien que siempre ha estado a máximo nivel, que siempre ha ayudado a la selección y lo puede volver a hacer en futuro".

Un futuro que Ramos, de 35 años, podría empezar a desvelar el jueves cuando se despida del conjunto merengue.