Colombia se desvaneció ante una luchadora Venezuela que saboreó un empate sin goles

Una pálida Colombia empató sin goles ante Venezuela este jueves en Goiania por el Grupo B, en un duelo que premió la férrea defensa de una Vinotinto herida por covid-19 que sigue viva y castigó la falta de creación ofensiva de los cafeteros.

En un partido con rispideces dignas de un clásico, Colombia dejó pasar la oportunidad de seguir expreso y meterse en cuartos de la Copa. Mientras, Venezuela colmada de suplentes por positivos al coronavirus demostró que peleará hasta el final pese a su falta de gol.

Consciente de las limitaciones de su equipo en esta Copa el entrenador portugués de los 'chamos', el portugués José Peseiro, enalteció a sus jugadores por haber sacado un punto frente a un "equipazo".

Juan Cuadrado no creó y Colombia careció de un plan B para buscar el arco de un Wuilker Fariñez de estupenda actuación, clave para el empate, tapando 8 remates sus rivales.

"Nos faltó ser precisos, más finos (en la definición) y también hay que ponderar la gran actuación del arquero Fariñez, hubo dos situaciones donde brilló y nos evitó poder disfrutar del gol", evaluó un sereno Reinaldo Rueda al finalizar el duelo.

El entrenador cafetero también hizo un llamado para que se deje de subestimar a una Vinotinto que ha evolucionado y que ante Colombia siempre hace "un juego intenso"

- Wuilker Fariñez, la muralla -

La primera acción del partido en el estadio Olímpico de Goiania terminó en VAR, tras un avance de Colombia. Pero rápidamente el arbitro desestimó la acción.

Como era de esperar, Colombia comenzó atacando.

Una jugada de izquierda a derecha en la que se destacó un delicioso pase de Edwin Cardona al área, pero que terminó sin que ningún delantero cafetero pudiera definir, encendió las alarmas en la Vinotinto.

Con una línea de cinco diseñada por el portugués José Peseiro, Venezuela esperó a la Colombia de Reinaldo Rueda.

Una llegada aislada del único delantero venezolano, Fernando Aristeguieta, terminó en las manos de David Ospina, pero en la réplica Cardona volvió a menearse y sacó un remate desde las puertas del área que obligó a gran estirada de Fariñez para despejar el peligro.

Pasada la media hora, llegó la primera conexión entre los compañeros en el Atalanta italiano, Duván Zapata y Luis Muriel. Primero una jugada entre ambos terminó con atajada de Fariñez, rebote y pelota por encima del travesaño y un nuevo disparo potente y rastrero que el arquero volvió a detener.

Dominio de balón y ataques de los cafeteros, atajadas de Fariñez y algún acercamiento por la vía aérea en la Vinotinto resumieron una primera mitad que se fue con sabor a nada para los cafeteros.

- Faltó gol -

Una chilena de Mateus Uribe volvió a poner en alerta a Fariñez para arrancar la segunda mitad, en un desierto estadio de Goiania que repitió la postal de cada escenario de esta Copa disputada en pandemia.

Enfrente, Peseiro movió el banco con la entrada de Yangel Herrera en lugar de Manzano y Rueda sacó Cardona y Muriel para dar ingreso a Luis Díaz y Jaminton Campaz.

Pero los cambios no modificaron la dinámica del equipo y Rueda fue por más, sacó a Zapata por Miguel Angel Borja.

En el campo, el mal humor de Colombia se evidenció con una plancha de Luis Díaz sobre un defensa venezolano que le significó la roja directa al delantero cafetero, ya en los descuentos y ante la desesperación de que el empate era inamovible.