Wuilker Fariñez, el cerrojo venezolano en la Copa América

Se estiró con maestría, atajó en el mano a mano con valor y selló una actuación memorable ante Colombia, así el venezolano Wuilker Fariñez justificó el empate sin goles que la Vinotinto le robó a Colombia el jueves en la segunda fecha del Gruo B de la Copa América-2021.

El portero que hizo historia con su Venezuela en 2017 al obtener el sucampeonato del mundo sub-20 en Corea del Sur, volvió a demostrar que es un gigante bajo los tres palos.

Hay "que ponderar la gran actuación del arquero Fariñez, hubo dos situaciones donde brilló y nos evitó poder disfrutar un gol" en la noche de Goiania, admitió el seleccionador colombiano, Reinaldo Rueda.

Si bien los cafeteros carecieron de "fineza" en muchas definiciones, según reconoció el propio Rueda, Fariñez fue sin dudas la principal razón por la que Venezuela salió ilesa y sigue prendida en el Grupo B.

Duvan Zapata con tiro esquinado, Edwin Cardona con latigazo desde el centro de la puerta del área y varios embates cafeteros que intentaron fusilar a quemarropa al arquero, quedaron en la nada.

Para el golero "la mejor atajada" fue la que protagonizó ante una plástica definición de Matheus Uribe, una media chilena en el área, y en la que Fariñez voló para descolgar el balón que se metía contra el travesaño.

Más allá de atajadas más o menos bonitas, todas fueron efectivas, y todos los ataques colombianos que superaron la férrea última línea defensiva de los dirigidos por el portugués José Peseiro terminaron en las manos de Fariñez.

- Prohibido anotar -

Con una altura menor (1,80 metros) al promedio para su puesto, Fariñez multiplica centímetros bajo los tres palos y con una plasticidad digna de un bailarín consigue alcanzar todos los rincones del arco.

Formado en Caracas FC, arribó a Millonarios de Colombia en 2018 y en 2020 dio el salto a Europa al fichar por el Lens francés, una carrera vertiginosa para un joven de 23 años que en Brasil-2021 disputa su cuarta Copa América.

El 'jugador del partido' en el choque entre Venezuela y Colombia en Goiania, transmite serenidad más allá del arco y a la hora de ponderar sus actuaciones apunta al grupo.

"Este empate se lo debemos a todo el equipo, al sacrificio, al esfuerzo, a los que los están acompañando, a los que nos están viendo desde casa, desde el hotel", dijo el guardameta en alusión a sus compañeros afectados por covid-19 que esperan recuperarse en un hotel en Brasilia.

Para Fariñez lo mejor de la Vinotinto es "el corazón que se tiene, la garra" y "la actitud que no es negociable", al disputar una Copa América en un Grupo B que completan el poderoso Brasil, líder con 6 puntos, y Ecuador y Perú, ambos sin puntos.

Colombia es segundo con cuatro puntos y Venezuela pescó su primera unidad en la Copa para seguir soñando con llegar a los cuartos.