España y Portugal se complican en la Eurocopa, Alemania reacciona

España, que encadenó un segundo empate en dos partidos al igualar 1-1 con Polonia, y Portugal, que cayó 4-2 en su visita a Alemania y frenó en seco la euforia de la primera victoria, se complicaron este sábado en la Eurocopa, donde se completó la segunda jornada de la fase de grupos.

Los españoles habían empezado el torneo con un anodino empate 0-0 ante Suecia el lunes en Sevilla y esta vez, en el mismo escenario, registraron otra igualada, esta vez 1-1 ante Polonia, que suma así su primer punto.

En su grupo E, lidera Suecia (4 puntos), que el viernes venció 1-0 a Eslovaquia (2º, 3 puntos), mientras que los españoles son terceros (2 puntos) y los polacos cuartos (1 punto).

La 'Roja' se jugará su supervivencia el miércoles contra los eslovacos, mientras que el equipo de Robert Lewandowski necesita ganar a los suecos para poder seguir adelante.

En el grupo F, considerado el más fuerte del torneo, Alemania había caído 1-0 ante Francia en la primera jornada y no podía fallar ante Portugal, al que dominó 4-2. Los lusos, defensores del título, se quedan con 3 puntos en la clasificación, igual ahora que sus rivales de este sábado.

Francia lidera en solitario ese grupo con 4 puntos, pero con cierto sabor amargo tras no poder pasar del empate 1-1 ante Hungría (ahora un punto), el equipo teóricamente más débil de la llave.

- Lewandowski resiste -

El nivel de los tres partidos programados en este noveno día de Eurocopa habían hecho que la jornada fuera considerada un auténtico 'supersábado'.

No hubo en él ningún equipo que se clasificara para octavos de final pero tampoco ninguno que quedara matemáticamente sin opciones, por lo que el panorama sigue presentándose muy abierto.

Para España, esta Eurocopa está siendo laboriosa pese a jugar como local en Sevilla. Con dos empates en dos partidos, el balance es por ahora decepcionante.

Ante Polonia, España se adelantó en el minuto 25 por medio de Álvaro Morata y en el 54 igualó el polaco Robert Lewandowski de cabeza, manteniendo así con vida a su equipo.

Los españoles desaprovecharon un penal, que Gerard Moreno estrelló en el palo, en el 58, y su panorama se ensombrece por momentos.

"La intención de ganar estaba ahí, pero al final no fuimos lo suficientemente lúcidos", admitió el seleccionador español, Luis Enrique Martínez. "En ningún caso nos ha faltado actitud", puntualizó.

- Emoción en el grupo F -

En el considerado 'Grupo de la Muerte', el F, Francia y Portugal, después de sus victorias de la primera jornada, podían sellar su pasaje a octavos en caso de victoria, pero ninguna de ellos lo logró, con empate ante Hungría (1-1) en Budapest y derrota ante Alemania (4-2) en Múnich, respectivamente.

Los campeones mundiales franceses son por lo menos líderes con cuatro puntos.

Attila Fiola se erigió en el héroe de Hungría cuando adelantó a los suyos poco antes del descanso (45+2), mientras que el atacante Antoine Griezmann logró el tanto del empate francés (66).

"Tuvimos varias ocasiones, marcamos ese gol, pero no es suficiente en relación a lo que esperábamos. Hay que aceptarlo", reconoció el seleccionador Didier Deschamps.

Alemania consiguió por su parte reaccionar a tiempo ante los portugueses.

Cristiano Ronaldo adelantó a los lusos en el minuto 15, pero Alemania remontó antes del descanso gracias a dos tantos en contra, de Ruben Dias (35) y Raphael Guerreiro (39).

En la segunda mitad, Kai Havertz (51) y Robin Gosens (60) aseguraron el triunfo alemán en uno de los duelos más atractivos de la fase de grupos. Diogo Jota acortó para los lusos en el 67, pero su equipo no pudo reengancharse al partido.

"Tuvimos motivación y confianza en una situación que era difícil. Merecemos esta victoria y este resultado", celebró el seleccionador alemán, Joachim Löw.

Cristiano Ronaldo firmó su tercer tanto en esta Eurocopa, con lo que colidera la tabla de goleadores con el checo Patrik Schick, y suma ya 107 con Portugal, acercándose a dos del récord del iraní Ali Daei (109), el hombre que más tantos ha firmado para un equipo nacional.

En la última jornada, los duelos Francia-Portugal y Alemania-Hungría prometen emociones fuertes.