Noruega no boicoteará el Mundial de fútbol de Catar

El mundo del fútbol noruego se pronunció este domingo contra un boicot de la Copa del Mundo de fútbol en Catar, cuando lo reclamaban diversos clubes y grupos de aficionados en respuesta a las condiciones de los trabajadores emigrantes en el emirato.

En un congreso extraordinario convocado por la Federación Noruega de Fútbol (NFF) para examinar esta espinosa cuestión, 368 delegados votaron favorablemente a una moción que rechazaba un boicot, mientras que 121 defendieron la acción de protesta de no participar.

La votación era un momento muy esperado, ya que Noruega podía convertirse en el primer país del mundo en decidir no acudir a Catar-2022.

El resultado de este domingo hace que Erling Haaland, una de las superestrellas del momento, todavía conserve opciones de estar en la gran cita del fútbol del año que viene (21 de noviembre a 18 de diciembre de 2022).

Ante la presión de aficionados y clubes indignados por las condiciones de los trabajadores migrantes y la situación de los Derechos Humanos en Catar, la Federación Noruega de Fútbol (NFF) había decidido convocar este congreso extraordinario en línea para abordar este asunto delicado.

"Un boicot supone dar la espalda a Catar y a sus retos, y privarnos de la posibilidad de comprometernos para que haya mejoras", declaró el presidente de la Federación Noruega, Terje Svendsen, en el inicio de los debates.

Noruega es cuarta en su grupo de las eliminatorias europeas al Mundial, por lo que está en cualquier caso lejos de estar clasificada, pero esta decisión permite a su selección seguir en la carrera.