Uruguay deja la piel ante Bolivia y se mete a cuartos de final de Copa América

Una infortunada jugada de Bolivia y el protagonismo del juvenil Facundo Torres le permitieron a Uruguay imponerse por 2-0 y clasificar este jueves a los cuartos de final de la Copa América de Brasil-2021, en partido de la cuarta fecha del Grupo A.

El portero Carlos Lampe, a los 40 minutos, en su propio arco y el 'Matador' Édinson Cavani, a los 79, tras asistencia perfecta de Torres, marcaron lo goles de la Celeste en la mundialista Arena Pantanal en Cuiabá (centro).

Uruguay recuperó con esta victoria la memoria de juego perdida desde noviembre pasado, sin triunfos en tres partidos consecutivos camino a Catar-2022 y que prolongó con dos choques más en la Copa América.

"Nosotros para este partido el objetivo era mejorar el juego y ganarlo, después al ver lo que pasó en la cancha creo que los dos objetivos se cumplieron, aunque el marcador no refleja la superioridad de Uruguay, el resultado se quedó corto", dijo el 'maestro' Óscar Tabárez en rueda de prensa virtual.

Para la Verde la derrota significó prácticamente el fin de su historia en Brasil con tres reveses al hilo, y le espera amenazante en el horizonte el líder Argentina, su rival el lunes en el cierre de la fase de grupos.

"Nos duele perder porque hemos venido mejorando partido a partido, pero necesitamos llevarlo a victorias. Los resultados son los que alegran el alma y el corazón del futbolista y estamos dando esa pelea continúa en cada partido", dijo, por su parte, el seleccionador de Bolivia, el venezolano César Farías.

Con este resultado, Uruguay alcanzó 4 puntos, suficientes para asegurar su lugar en la siguiente fase a falta del duelo con Paraguay, el lunes en Rio de Janeiro, mientras que Bolivia cierra en el sótano de la zona todavía sin sumar.

"Somos justos ganadores hoy. Hacer goles para los atacantes siempre es importante, pero acá lo que cuenta es dar todo en función de la selección. Esperamos que esto siga, que vaya en progresión, y daremos batalla", señaló Cavani.

- Golpe de suerte -

El 'maestro' había anticipado que ante la Verde su equipo se jugaría una final, y para ello la Celeste debía mejorar en el juego ofensivo y así disponer de una mejor utilización de su peligroso dúo de atacantes.

Uruguay se hizo de la pelota con una dinámica interesante en el medio sector y descarga permanente por las laterales, sobre todo por derecha con Nahitan Nández, pero los problemas en los metros finales comenzaron a aparecer uno tras otro.

Tanto Luis Suárez como Cavani carecieron de precisión para batir al espigado Carlos Lampe, y en otros casos la pelota no les llegaba limpia para encarar en velocidad.

Y fue justamente en una de esas pelotas poco claras como la Celeste se puso en ventaja a los 40 minutos con un autogol de Lampe.

Una internada de Giorgian De Arrascaeta con un centro bajo a la mitad del área chica buscando a Suárez o Cavani encontró al zaguero Jairo Quinteros barriéndose para recortar el envío, pero la pelota golpeó en Lampe y terminó metiéndose en el arco para el 1-0.

- La 'joyita' de Peñarol -

Bolivia había sido atrevido en ataque en la primera mitad con dos ocasiones mal finalizadas, y el verse abajo en el marcador lo obligó a salir a buscar el partido, con la consecuencia lógica de abrirse en defensa y quedar expuesto.

Con el paso adelante de sus líneas y varias sustituciones, la Verde apretó a Uruguay en su propio campo pero abrió un espacio importante atrás para ser contraatacada, y ahí emergió Lampe como figura.

Bolivia necesitaba un revulsivo y ese fue su goleador histórico Marcelo Moreno Martines, recuperado del covid-19 que lo apartó de los partidos ante Paraguay y Chile.

La Celeste tomó recaudo con el '9' y respondió con el ingreso de la joyita Torres, de Peñarol, que a los 79 minutos se mandó una asistencia perfecta para Cavani que el del Manchester United transformó en gol con un toque suave para el trabajado 2-0 final.