Italia elimina de la Eurocopa a la generación dorada de Bélgica

Italia avanzó a las semifinales de la Eurocopa-2020, donde se enfrentará a España, después de inclinar por 2-1 a Bélgica en cuartos de final, este viernes en el estadio Allianz Arena de Múnich.

La 'Azzurra' se adelantó por medio de un gran movimiento del centrocampista Nicolò Barella (31) y amplió distancias con un golazo del atacante Lorenzo Insigne (44) desde fuera del área. El artillero Romelu Lukaku, de penal, redujo distancias para los 'Diablos Rojos' (45+2) y su generación dorada, que acumuló una nueva desilusión.

Los italianos están de regreso y volverán a poner un pie en semifinales por primera vez desde 2012, cuando cayeron en la final por 4-0 contra España, su rival del martes (19h00 GMT).

El seleccionador Roberto Mancini ha sabido levantar a un equipo que estaba en horas bajas tras el fracaso de quedar fuera del Mundial-2018.

"Hemos merecido la victoria. Los jugadores han estado extraordinarios, incluso aunque hayamos sufrido un poco", estimó Mancini en declaraciones a la televisión RAI de su país.

"No teníamos un resultado mínimo que alcanzar. Empezamos con ganas de hacer lo máximo posible. El camino todavía es largo, quedan aún dos partidos, así que vamos a ver", añadió.

El astro belga Kevin de Bruyne fue de la partida este viernes, recuperado de las molestias en un tobillo que sufrió contra Portugal en octavos.

"Estamos decepcionados, por supuesto, pero hay que ser realistas: sabíamos que sería un torneo difícil porque había muchos elementos que han jugado en nuestra contra", dijo de su lado el futbolista del Manchester City.

- "Lo intentaremos la próxima vez" -

"La lesión de Eden (Hazard), la baja de Timothy (Castagne) desde el primer partido, Axel (Witsel sin ritmo)... Hemos tenido demasiados problemas para estar al 100%", explicó el astro belga.

"La gente va a estar decepcionada, nos va a criticar, pero lo intentaremos de nuevo la próxima vez (en el Mundial de Catar)", lanzó.

Bélgica e Italia ofrecieron un encuentro de altos vuelos. Ninguna de las dos selecciones especuló, ambas fueron a por la victoria y el resultado fue un divertido segundo enfrentamiento de cuartos de final.

El primer gol tardó en llegar. Marco Verrati recuperó un balón en la frontal del área belga y sirvió para Barella, quien regateó y efectuó un gran disparo cruzado con la izquierda (31).

La 'Azzurra' amplió su ventaja poco después. Insigne tomó el balón en su propio campo y cabalgó furiosamente por el costado izquierdo, trazó la diagonal para perfilarse de cara al disparo y chutó desde fuera del área con la derecha, mandando el balón a la escuadra de Thibaut Courtois (44).

Todo parecía perdido para Bélgica, pero el árbitro señaló penal de Giovanni Di Lorenzo sobre Jeremy Doku y Lukaku redujo distancias para los 'Diablos Rojos' (45+2).

Los goles estuvieron precedidos por buenas ocasiones en los dos bandos.

- "No merecen marcharse del torneo" -

Sin ir más lejos, Italia se adelantó en el minuto 13 por medio de Leonardo Bonucci, pero quedó anulado por fuera de juego de Giorgio Chiellini.

Posteriormente Gianluigi Donnarumma tuvo que volar y hacer valer su enorme estatura para detener los intentos de De Bruyne (22) y Lukaku (26).

El ritmo bajó un poco en la segunda parte, pero hubo grandes ocasiones.

Lukaku se topó con Leonardo Spinazzola cuando remató en el segundo palo un centro de De Bruyne (61) y luego el lateral italiano estuvo a punto de hacer el 3-1 pero falló dentro del área belga (66).

El duelo se embarulló en sus veinte minutos finales, sin que Bélgica dispusiera de una nueva oportunidad clara para conseguir el ansiado 2-2.

Courtois salió incluso de su arco para intentar rematar en el córner que tuvieron los belgas en el último momento, pero fue en vano.

"Estoy muy triste por los jugadores que no merecen marcharse del torneo viendo su implicación", afirmó a RTBF el seleccionador de Bélgica, el español Roberto Martínez.

La mala noticia del día para Italia fue el cambio de Spinazzola entre lágrimas en el minuto 79, lesionado en el tendón de Aquiles.