España-Italia, 'tiqui-casta' contra 'renacimiento' en semifinales de la Eurocopa

'Tiqui-casta', la evolución del juego de pases español, contra 'renacimiento' italiano, el fútbol ambicioso que propone su seleccionador Roberto Mancini. La primera semifinal de la Eurocopa cita el martes (19h00 GMT) en Wembley a dos clásicos de vuelta al primer plano tras adaptarse a los nuevos tiempos.

Víctima en el camino hacia los títulos de 2008 y 2012, verdugo en los octavos de 2016, Italia se cruza por cuarta vez consecutiva con España en una Eurocopa.

En esta ocasión ante más de 60.000 espectadores a pesar de la pandemia en el templo del fútbol inglés.

"Es muy injusto que no tengamos la mitad del estadio llena de aficionados italianos y la otra mitad de españoles", declaró Mancini sobre las restricciones para viajar, por lo que prácticamente solo habrá en Wembley residentes en Reino Unido.

- 32 partidos sin derrota -

Poco tiene que ver este duelo de 2021 con los cuartos de 2008, cuando España rompió su maldición al batir en los penales a Italia, o la final de 2012, ganada 4-0 por la Roja, obra maestra que cerró aquella 'Belle Epoque' de tres títulos consecutivos, incluyendo el Mundial de 2010.

Ni con el triunfo 2-0 en octavos de Francia-2016, con una España decadente y una Italia que fue superior con Antonio Conte al frente.

Desde entonces ninguno de estos dos históricos vivió sus mejores días. Italia ni siquiera se clasificó para el Mundial de 2018, por primera vez en 60 años para una selección con cuatro estrellas de campeona, mientras que España cayó en octavos en los penales ante la anfitriona Rusia.

Pero ambos han sabido levantarse rápido. Italia se puso en manos de Mancini y mantiene una racha de 32 partidos sin derrota (desde septiembre de 2018). Lo más sorprendente, con un fútbol seductor.

"Somos líderes en la posesión, pero ellos son una selección que puede hacer uso y disfrute del balón. Esa será la primera batalla por conquistar", dijo el seleccionador español, Luis Enrique.

En defensa, Italia cuenta con los 'hermanos' Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci, de 36 y 34 años, respaldados por un fenómeno de la portería como Gianluigi Donnarumma.

En el medio Jorginho pone el oficio y el pundonor mientras que la clase es cosa de Marco Verratti.

"Son dos fenómenos que hacen mover el equipo. Mancini nos ha dado una mentalidad de campeones. Nos parecemos a España en términos de calidad de juego", analizó Nicolo Barella, que completa el triángulo del centro del campo.

Y en ataque las opciones se multiplican con Ciro Immobile, Federico Chiesa o Lorenzo Insigne, autor de un golazo ante Bélgica.

- Emerson por Spinazzola -

Pero Mancini no podrá contar con uno de sus futbolistas más destacados, Leonardo Spinazzola, una bala en la izquierda, que se rompió el tendón de Aquiles izquierdo ante Bélgica y estará de baja varios meses. Normalmente le sustituirá Emerson Palmieri, casi sin minutos en el Chelsea este curso.

España, con menos brillo en el torneo, llega a semifinales con un estilo evolucionado al que algunos han bautizado como 'tiqui-casta', la mezcla entre su tradicional juego de pases (tiqui-taca) y el sacrificio que conlleva el planteamiento de su seleccionador Luis Enrique, con presión asfixiante en todo el campo.

"Han demostrado que llegan en un gran momento, pero nosotros también. Lo importante es ser nosotros mismos", dijo el delantero español Mikel Oyarzabal.

La Roja no podrá contar con el extremo Pablo Sarabia, que se lesionó contra Suiza en cuartos, confirmó este lunes Luis Enrique. Su plaza la podría ocupar Dani Olmo.

Volverá a liderar su ataque Álvaro Morata, que chocará con sus compañeros en la Juventus Chiellini y Bonucci. Italia y España, dos equipos que se conocen demasiado bien, por una plaza el domingo en Wembley.