Santos a cuartos de final de la Copa Sudamericana de la mano de Joao Paulo

El brasileño Santos se clasificó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2021 al empatar 1-1 (parcial 1-0) como visitante con el argentino Independiente, en el cotejo desquite de octavos disputado este jueves en el estadio Libertadores de América, en Avellaneda (periferia sur).

Kaio Jorge (38) marcó el gol del 'Peixe' y Lucas González (68) estampó la igualdad para los 'Diablos Rojos', que jugaron el último tramo con nueve jugadores por las expulsiones de Juan Insaurralde (62), a instancias del VAR, y Sergio Barreto (90+2).

Santos, con el arquero Joao Paulo como figura indiscutida, se impuso en la serie con un global de 2-1, ya que en el primer partido había ganado en Vila Belmiro por 1-0.

En los cuartos de final, Santos se enfrentará con el paraguayo Libertad, que viene de eliminar al colombiano Junior.

- Comienza a crecer Joao Paulo -

Más allá de la ventaja obtenida en la ida, Santos no entró dispuesto a defenderse y, por el contrario, se animó de entrada a atacar a Independiente con mucha presencia en ataque, aunque su única aproximación en esos primeros minutos fue un zurdazo bajo de Jean Mota que Sosa contuvo sin mayores problemas.

Le costó al Rojo salir del asedio, durante ese tramo inicial en el que no podía tener la pelota y se veía ahogado por Santos, pero a partir de los 15 minutos pudo tener más presencia en el medio y generó una gran oportunidad en un desborde de Bustos para la llegada de Velasco, que disparó a quemarropa, y se lució Joao Paulo para atajar a puro reflejo.

El partido cambió de manos, porque Independiente pasó a dominar en busca del triunfo que necesitaba, y casi anota en un centro de Romero que se desvió en Kaiky, pero el arquero salvó con un manotazo lo que iba a ser un gol en contra.

Poco después de la media hora se vio lo mejor del local, que llegó con un derechazo alto de Palacios, y luego Silvio Romero se escapó y dejó a Palacios solo frente a Joao Paulo, pero el delantero perdió el duelo mano a mano con el portero, convertido ya en figura, una muralla casi impasable.

Sin embargo, en el mejor momento del Rojo llegó la apertura del marcador para Santos, ya que segundos después de esa salvada de Joao Paulo, Carlos Sánchez metió un pelotazo largo al vacío, Kaio Jorge escapó habilitado, Insaurralde falló el despeje, y el delantero definió con un toque suave ante la salida del uruguayo Sosa.

- No alcanzó -

El equipo argentino desperdició muchas chances para quedarse no sólo con el empate sino con un triunfo por amplio margen, ya que estuvo impreciso cuando llegó al arco visitante, y cuando lo logró, se topó con la figura enorme de Joao Paulo.

El arquero brasileño apareció para ganarle un mano a mano a Romero, y un remate de Fabricio Bustos por la derecha, y con el Rojo jugado en ataque, de contraataque se lo perdió Marco Guilherme, que remató alto cuando estaba solo ante el arco.

Nada parecía salirle bien a Independiente, que se complicó más con la expulsión de Insaurralde por infracción de último recurso, en una falta discutida sobre Marinho cuando éste se escapaba en soledad, y en una decisión del árbitro Diego Haro a instancias del VAR, ya que inicialmente sólo lo había amonestado.

Aun con diez, el ‘Rey de Copas’ insistió y llegó al 1-1 a través de Lucas González, que fusiló a Joao Paulo con un zurdazo a quemarropa.

El local necesitaba dos goles más y el partido se abrió, con un Independiente desesperado que dominó y generó más llegadas, y un Santos que tenía amplios espacios para la contra, pero dilapidó cada oportunidad con ventaja numérica.

Independiente, que mereció al menos un triunfo mínimo, no pudo ni siquiera en la última acción, un cabezazo de Silvio Romero a dos metros del arco que Joao Paulo despejó con un manotazo milagroso en la línea, y así Santos se aseguró un empate que lo deja entre los ocho mejores de la Copa Sudamericana.